ESPECTACULOS PLANETARIO DESBORDADO

Así se palpitó la previa del regreso de los Cadillacs

Faltazos al trabajo y a la facultad, permisos para salir antes de la oficina, tacos y trajes. Perfil.com, testigo de la ansiedad.

default
default Foto:Cedoc
Ansiedad, entusiasmo, alegría. Escapadas de la facultad y del trabajo. Nada más importaba este 1 de julio en el Planetario que el regreso de los Fabulosos Cadillacs después de seis años de su separación. Jóvenes, grandes, niños y hasta familias enteras, nadie quiso perderse el show.

A las 17, el escenario ubicado frente al Planetario ya estaba rodeado de gente expectante. Algunos con mate y bizcochos, otros con la bandera que pintaron hace una semana, sabiendo que los Cadillacs regresaban en cualquier momento. “Gracias por volver”, decía uno de los “trapos” que unos jóvenes habían preparado. “Si me ven en el trabajo me van a echar”, se escudaba un hombre que fue sorprendido por la cámara de Perfil.com. Había faltado diciendo que estaba enfermo, sólo para no perderse el show de regreso.

“Dejé todo: falté a la facultad y en el trabajo pedí día por estudio”, confesó una joven que dijo ser fanática de los Fabulosos. Y un matrimonio se escapó de la oficina antes, cargó a sus tres hijos y se fue a escuchar esos temas que bailaban cuando se conocieron.

A las 18.15, cuando el show amenazaba con comenzar, el Planetario estaba desbordado y no dejaba de llegar gente en manada. Con trajes, polleras y tacos altos algunos, cruzaban algunos las avenidas Figueroa Alcorta y Sarmiento para llegar al lugar del escenario. Salieron de las oficinas y como estaban corrieron a ver los Cadillacs.

Aplausos, cánticos, banderas. Todo junto plasmado en el video en el que Perfil.com retrató la previa del recital “Yo te avisé”.
 

* redactora de Perfil.com

Lorena Tapia Garzon (*)