ESPECTACULOS

Casablanca: “un humor intelectual y culto”

PERFIL COMPLETO

Daniel Casablanca hoy forma parte del exitoso elenco de Toc Toc, pero es uno de los fundadores del emblemático grupo Los Macocos, surgidos en los 80. Durante varios años fue el reemplazante oficial de Les Luthiers, por eso es uno de los más indicados para despedir y caracterizar al intérprete que fue Daniel Rabinovich.
“Nunca trabajé con Daniel sobre el escenario –aclara–, ya que fui su  reemplazo y también el de Marcos (Mundstock). Era una persona encantadora. Creo que el humor de Les Luthiers ya forma parte del patrimonio cultural del argentino medio. El tenía una gran velocidad en sus respuestas, con la postura de un clown, era espontáneo, sorpresivo, era un plus además de todo lo que hay que tener para ser un Luthiers, que son músicos y cantantes. Lo reemplace siempre a él, y a Mundstock, en las giras, aunque sé que el primero en reemplazarlos fue Horacio Fontova, y luego me convocaron a mí. Compartí cenas y viajes, participé de cerca de la preparación de Lutherapia (2008). Creo que en estos últimos espectáculos habían encontrado una madurez increíble”.
“Creo que con la muerte de Daniel se rompe el molde de Les Luthiers y perdimos a un gran humorista. Ellos lograron desde sus inicios que un humor intelectual, universitario y culto fuera popular, consiguieron la masividad sin modificar lo que hacían, cuando siempre es al revés. Nunca bajaron su calidad y siempre aumentaron su masividad respetando su tipo de humor. Son grandes educadores de varias generaciones de argentinos y latinoamericanos. Hoy se fue uno de ellos”.

Ana Seoane