ESPECTACULOS ‘THE HOLE’ EN EL MAIPO

Con desnudos, pero lejos de lo pornográfico

PERFIL COMPLETO

Foto:Gza. Elio Marchi

El panorama actual del teatro en general creo que obedece en forma especial al cambio del panorama político del país, que ha sido muy grande. Eso hace que la gente se retraiga al comienzo a la espera de las novedades y con el tiempo todo vuelve a la normalidad, como ya se está avizorando para la segunda quincena de enero en las carteleras de Buenos Aires, donde ya se perfilan lo que serán seguros éxitos. Lo que sucede en Mar del Plata tiene también mucho que ver con esto, y la gran merma del público respecto a años anteriores también obedece a lo mismo. Nosotros, en el Centro de Arte Radio City+Roxy+Melany tenemos una gran afluencia de público porque se concentran en las tres salas espectáculos de lo más diversos como son los de Martín Bossi –que es el único que va de miércoles a domingo en el Radio City y encabeza las recaudaciones de este año– con gran variedad de propuestas que se ofrecen en el Roxy y la Melany, y en el Radio City los días en que Bossi descansa. Así podemos ver –entre muchos otros– funciones de Pimpinela, Sergio Denis, Orquesta Filarmónica de Mar del Plata con el Chango Spasiuk, las bandas Marama y Rombay, Jorge Bucay, Ismael Serrano, The Beats y de los más altos exponentes del stand up como son Mellera-Lauriente, Barraza-Metilli más los históricos Ma-non-Troppo e Improvisa2. Lo ecléctico y variado de la programación –agregado al precio lógico de las entradas que se mantuvieron en su promedio– hace que concurra al teatro público de todas las edades, con gustos y necesidades diferentes.
Aquí, con The Hole (El agujero)  continuamos nuestra línea de apostar a lo novedoso sin descuidar la categoría de las propuestas que  llevamos al Maipo. Se trata de una superproducción que compartimos con socios españoles y nos estamos jugando una carta muy grande, cambiando la fisonomía de la sala transformándola en un cabaret, para lo cual levantamos la mitad de la platea colocando en su lugar mesas y sillas, y armando una importante infraestructura que permita realizar con seguridad todos los números de acrobacia en altura, algo que nunca se vio en el Maipo.
The Hole es una mezcla exacta de cabaret, circo, revista y teatro, con mucho de musical. El único personaje que habla –directamente con el público– es el de Moria. Los demás o cantan, o bailan o hacen números de acrobacia que se diferencian de los habituales en que son sensuales al extremo, con gran carga sexual, pero siempre dentro de un contexto divertido y amable. Es inconveniente para menores, claro, porque hay desnudos de ambos sexos y algún que otro exceso verbal. Pero está muy lejos de ser pornográfico. Y al final resulta un alegato sensacional contra los prejuicios y a favor del amor sin fronteras. La sorpresa que el público recibe ni bien comienza el show es descubrir la nueva relación sentimental de la protagonista...
Cuando “pasó lo que pasó”, y ante la incertidumbre que se creó alrededor de la posibilidad de que Moria pasase una larga temporada en el penal de Asunción, lo primero que pensé y dije fue llevar una carpa gigante, ponerla en la puerta de la cárcel y pedir permiso para que dejasen salir a nuestra estrella dos horas todas las noches para hacer ahí mismo el show, fomentando de esa manera no sólo la cultura y la diversión sino también al turismo. Chistes aparte, puedo decir que  con Moria nos debíamos esta cita teatral, es un ser inoxidable desde todo punto de vista con quien el trabajo es una suerte de spa. Está más afilada que nunca, y si bien este papel le cabe como anillo al dedo ya lo interpretaron en España, México, Italia y Francia decenas de artistas –hombres y mujeres–. Tiene que actuar, cantar y bailar a la par de un elenco de jóvenes talentosísimos.
Estamos largando el 3 de febrero, de martes a domingo, y hay sobre el escenario 16 artistas de los cuales cinco son extranjeros que vienen directo del Casino de París, que es donde se está haciendo The Hole en gira. Ellos son la sensual Vinila von Bismark, Nacho Sánchez, Pony Loco, el Dúo Flash –excelentes cómicos ucranianos– y la rusa Dilorom Abdulaeva. Los argentinos son Nacho Mintz, Matías Prieto Peccia, Julián Pucheta y Julián Sierra que componen a los Glory Holes, cuatro delirantes mayordomos, Marina Limeres y Natali Rucker que son las súper nenas. Y Cristóbal, que hace de él mismo, y no se trata del famoso chihuahua de Moria sino de la actual pareja de esta increíble maestra de ceremonias.

*Empresario, productor, director general  del teatro Maipo.



Lino Patalano