ESPECTACULOS MUSICA 2015

El año en el que Lali fue la reina

Con su disco A bailar, la actriz recorrió el país y fue vista por casi medio millón de personas, La Renga convocó a 235 mil y Ringo Starr tocó en el Planetario ante 80 mil personas. Lollapalooza, el festival que más gente reunió.  

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil
En términos de público y reconocimiento, 2015 fue el año en que se consagró Lali Espósito. Con su disco A bailar –que se encuentra entre los cinco más vendidos del país–, la joven de 24 años tocó siempre con el cartel del sold out en cada ciudad de la Argentina donde se presentó. Fueron un total de treinta conciertos en los que más de 450 mil personas pagaron como mínimo $ 250 una entrada para verla en vivo. A Espósito hay que sumarle otras 185 mil personas por  Esperanza mía, el musical, también siempre con entradas agotadas, y que además fue telonera del show de Katy Perry, y que cantó a dúo con Ricky Martin en el evento gratuito Duetos. Lali ya puso a la venta el primer show de 2016 en el Luna Park y aumentó 100% el precio de la entrada mínima, que cotiza en $ 500, para el 18 de marzo; para verla de cerca hay que desembolsar $ 1.500.     
Este año regresó Ringo Starr a los escenarios de nuestro país. Contratado por Telefónica, el ex Beatle se presentó en el Movistar Free Music ante ochenta mil personas en el predio que se montó en el Planetario. Sin dudas que el fenómeno mundial de Romeo Santos sigue batiendo récords en nuestro país. El aclamado Rey de la Bachata vendió noventa mil entradas.
Los uruguayos de No Te Va Gustar lograron llenar dos estadios de Vélez seguidos con el Tour Viajando sin espada en el que tuvieron la visita especial de Charly García. Reunieron 80 mil personas con precios de $ 250 a $ 550.    
Abel Pintos es éxito en ventas de discos y taquilla. Su CD Abel vendió 200 mil copias en nuestro país y superó a Gustavo Cerati, Ricky Martin y Adele. El cantante, de 31 años, celebró sus dos décadas en la música con 21 recitales en el Opera Citi en el que agotó todas las funciones con un total de sesenta mil fans.
La banda argentina de rock nacional que más convocó fue La Renga. En Rumipal lo siguieron sesenta mil personas, Bragado cincuenta mil, Tandil treinta mil, Baradero diez mil, Córdoba, Catamarca y Salta cinco mil en cada uno, e hicieron cinco shows en el Sur en el que reunieron otros 25 mil. El año lo cerraron el 12 de diciembre ante 45 mil personas en Mar del Plata. En total 235 mil personas pagaron $ 350 para verlos. Le fue muy bien a Don Osvaldo, la banda del Pato Fontanet, en agosto convocaron 30 mil seguidores en Junín, recorrieron diversas ciudades de Córdoba durante el verano, y llevaban como mínimo 5 mil personas y pasaron por Tucumán, Comodoro Rivadavia y Salta, en las que vendieron otros 5 mil tickets en cada show.
La expectativa fue grande para ver a David Gilmour por primera vez en nuestro país. Y la gente respondió para ver al ex guitarrista de Pink Floyd: fueron sesenta mil personas al Hipódromo de San Isidro en el que algunos llegaron a pagar $ 3.340 para una platea totalmente colmada. El show más caro del año fue el del ex líder de The Police, Sir Sting, quien inauguró el DirecTV Arena en Tortuguitas con entrada mínima a $ 1.000 y la más cara a $ 4.490. Igualmente, el cantante inglés agotó las 15 mil localidades.
Al principio de diciembre, Ricardo Arjona cerró su gira Viaje tour con dos conciertos en Vélez. El nicaragüense metió treinta mil personas en cada show. Los norteamericanos de Kiss, en Vélez, y Pearl Jam en el Estadio Unico de La Plata convocaron 40 mil fanáticos en una sola noche.
Katy Perry se presentó en el Hipódromo de Palermo con su The Prismatic World Tour al que acudieron 15 mil fanáticos que pagaron entre $ 550 y $ 1.800.
Luis Miguel viene en caída si se tiene en cuenta que ya no toca en estadios. El 2015 hizo dos GEBA: acudieron 30 mil personas y los tickets cotizaban entre $ 350 y $ 1.900.  
Tecnópolis programó conciertos de nivel y convocantes. Previo a su gira por Europa y filmar su película para Disney, Martina Stoessel con el espectáculo Violetta en vivo fue vista por casi sesenta mil personas en tres funciones realizadas el 17, 18 y 19 de abril, mientras que los británicos de Blur pasaron con su nuevo álbum The Magic Whip en octubre y con un público que superó los 10 mil espectadores.  
En el marco de los festivales, Lollapalooza convocó a 140 mil personas en dos jornadas (21 y 22 de marzo) con un line up que contó con Pharrel Williams, Robert Plant, Calvin Harris y Jack White entre las más de treinta bandas que se presentaron en el Hipódromo de San Isidro. Cosquín Rock celebró con 107 mil personas en tres jornadas en febrero ($ 400 a $ 1.200), y el Festival Mastai de San Pedro convocó a 30 mil personas.

Gustavo Mendez