ESPECTACULOS TELEVISION

El arte de entrevistar

PERFIL COMPLETO

Foto:Personally

La pregunta básica es: ¿qué se descubre de los seres humanos al entrevistarlos? Yo creo que lo que descubro todos los días, sin importar el país donde estamos o la nacionalidad, o la raza o las edades, es que pensamos que los seres humanos somos mucho más diferentes de lo que somos. Cada cual es único, pero nos unen demasiadas características comunes y necesidades básicas: el siempre querer vivir a plenitud, el buscar ser felices, o la búsqueda de nuestro propósito de vida, el cómo sentirnos validados. Esas cosas que nos unen. Y son las que trato sean el denominador común en nuestras entrevistas, sea un presidente o una estrella, porque si no, sería muy complicado hacer, por ejemplo, que alguien en Paraguay se interese por una persona de Argentina que hasta ese momento no conocía. Yo creo que el interés que ha despertado el programa Cala en estos cinco años que lleva al aire por CNN con estas entrevistas es que presentamos, a nuestra audiencia tan diversa e internacional, personajes que a lo mejor tienen ya una trayectoria en su país, pero que todos de alguna manera dan una enseñanza de vida a nuestra audiencia.
A la hora de abordar la entrevista, sea el que sea, es más psicología práctica: desarrollar nuestra intuición y el rapport y empezar con la práctica (porque se adquiere con la práctica el tener la seguridad en tu mismo para dejar fluir la conversación). En nuestras conversaciones diarias, de padre e hijos, o incluso en nuestras transacciones del día o de parejas, lo importante es dejar fluir la conversación y no anclarla a una agenda rígida, que viene siendo lo que nosotros queremos escuchar del otro. Y casi siempre uno no se da cuenta, pero va de manera premeditada a una conversación queriendo escuchar un punto de vista que te valide. Yo he aprendido a escuchar que alguien me diga cosas como: “No, no es así como me lo cuentas, pasó así de otra manera” sin tomármelo personal. Mi función es ser un facilitador que a veces va a decir algo que está totalmente en lo cierto, pero que a veces voy a decir algo totalmente incorrecto y eso me permite aprender algo de forma oficial de la boca de esa persona. Hubo un momento donde dejé de lado las “técnicas”, que las aplico pero no rígidamente, y me dije que era pura psicología, que hay que crear un ambiente donde el invitado se sienta a gusto, no hostigado o hostigada. Nadie te va a contar nunca nada si no le inspiras confianza, empatía. Eso es lo fundamental en cualquier diálogo que se produzca.

Tengo que reconocer que hay una especie de gimnasia que me han dado las muchas horas diarias de hacer esto con personajes que al principio me intimidaban mucho. Diría que el primer año del programa, todavía sentía bastante nervios con algunos nombres que era más grandes que su propia existencia como mortales. Cuando se entrevista, ya apartándonos de la política (un presidente siempre es complicado, porque hay que tratar de desarmar el discurso, entrar en el corazón y lograr emociones más allá de lo que se preensaya), a nombres como Carolina Herrera o Susana Giménez, que son nombres que yo admiro, claro que había nervios. Una intimidación. ¿Cómo logran que dos personas con un trayectoria tan amplia se sientan a gusto y cuenten cosas que nunca se sintieron a gusto de contar en otro lado? Hoy la confianza en lo hecho y en el oficio ayudan, aunque siempre te pones un poco nervioso: cuando no te pones nervioso, es porque perdiste total pasión y lo haces en automático, generando una zona de confort.

A veces hay cortocircuitos en la mente, a veces pasan. Una vez no sé si fueron los nervios pero me pasó esto. En el principio, tuve a los candidatos de la campaña presidencial en Guatemala. El se llama Alejandro Giammattei. Y le dije “Yamamei”. Ni me di cuenta del error. El me dice al aire “Giammattei”. En el corte comercial, él me dice, rojo como un tomate: “el tema es, Ismael, que Yamamei es como que has arruinado la campaña: la expresión ‘hechar un mamei’ es popularmente en México usada para referirse al sexo oral.” Fue una cosa tan divertida que tuve que pedir perdón al aire y aclarar que no era mi culpa si perdía las elecciones.
Cada vez que visito Argentina, adonde he venido de vacaciones, hago amigos, descubro. Amo la cultura de los argentinos. Tienen de todo para importar y para exportar. Obviamente sé que es un año complejo en lo político, y por eso regresamos con el programa y hacemos también personajes de la política, candidatos presidenciales como Sergio Massa, Daniel Scioli, Ernesto Sanz y Margarita Stolbizer. Y nombres como Juan José Campanella, Lali Espósito, Cecilia Roth.

*Periodista. Cala se emitirá por segunda vez en CNN desde Buenos Aires, a partir del próximo lunes 1º de junio hasta el viernes 5 a las 22 y como adicional, desde el 15 al 19 de junio. Estará presentando El poder de escuchar, en Quality Espacio, el 31 de mayo.



Ismael Cala