ESPECTACULOS ‘LA LISTA DE BERGOGLIO’

El cine mostrará al papa Francisco salvando vidas

La italiana Liliana Cavani prepara una película sobre Bergoglio y el riesgo que corrió para rescatar perseguidos durante la dictadura.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

"Estoy particularmente feliz de haber adquirido los derechos audiovisuales del libro La lista de Bergoglio, de Nello Scavo”, anunció la otrora cantante y actriz y actual productora televisiva Claudia Mori, y la frase recorrió el mundo con un detalle no menor: la encargada de dirigir el proyecto será Liliana Cavani, autora del clásico cinematográfico El portero de noche.

La noticia es, entonces, que a los ya existentes proyectos de llevar a la pantalla grande la vida del papa Francisco –uno de Alejandro Agresti, con Rodrigo de la Serna en el rol del religioso– se suma ahora la adaptación del libro del periodista italiano Nello Scavo, una investigación sobre el rol de Bergoglio durante la dictadura militar, cuando estaba a cargo de la orden jesuita y, según los testimonios recogidos, le salvó la vida a varios perseguidos por el gobierno de facto ayudándolos a escapar de la Argentina. Para afianzar la verosimilitud de los hechos, el libro cuenta con un prólogo del Premio Nobel de la Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel.

“Cuando leí y luego presenté el bello libro de Nello Scavo”, le dijo Cavani al Osservatore Romano, “me capturó la travesía humana e histórica que cuenta, y sentí el deseo inmediato de compartirla con el público y con la productora Claudia Mori, que enseguida se involucró con el entusiasmo que la distingue cada vez que se puede contar una travesía humana bella y fuerte. Prueba del entusiasmo es que, apenas terminó de leer el libro, Claudia adquirió los derechos cinematográficos. Pensamos que, para comprender mejor la seductora riqueza humana del papa Francisco y su lucidez, esta travesía que cuenta el libro de Scavo es de vital importancia”.

Y agrega: “En el libro de Nello Scavo sobre Bergoglio durante la dictadura militar, emerge un auténtico hombre cristiano que tuvo el coraje de actuar contra la violencia de los dictadores salvando la vida de muchos opositores al régimen arriesgando continuamente su propia vida. Al leerlo, surge una pregunta evidente: ¿por qué no se unieron más personas contra la dictadura en ese momento? Para responderla me parece que es necesario conocer más a fondo la situación política de la Argentina: en aquellos años había una división entre una derecha impresentable y fascista y una izquierda sin proyecto democrático. Fue en ese contexto que Bergoglio hizo su parte con su estilo y se comportó como un verdadero cristiano, arriesgando su propia vida muchas veces para salvar a personas perseguidas, que para él eran simplemente hermanos cristianos. Para dar una idea: si en la Italia del período fascista 1943-1944 hubiese habido muchos Bergoglio (incluso si hubiera habido unos pocos), hubiera habido menos horrores y la Iglesia habría podido emerger de ese período con una conciencia más limpia. De la lectura del libro se culmina con la impresión de que se nos arrojó encima un gigantesco tsunami, como es cualquier dictadura feroz, donde los valores se deshacen como la nieve y emerge la violencia más cruda, pero donde también surge un espiral de esperanza y, al final, emergen y actúan las personas que encuentran coraje para luchar porque conocen el precio de la vida humana. Los testimonios recogidos por Nello Scavo son emocionantes porque no son respuestas o apoyos de fanáticos religiosos, sino de personas laicas que no buscan elogiar el rol de la Iglesia argentina durante la dictadura, pero sí intentan precisar los méritos de Bergoglio, el verdadero cristiano”.

En verdad, la productora Claudia Mori se asociará con Liliana Cavani en dos proyectos distintos que poseen en común abordar el carácter franciscano. El primero de ellos será un telefilm para la Rai que completará la que para ella es “su” trilogía sobre Francisco de Asís, comenzada con el telefilm protagonizado por Lou Castel en 1966 y continuada por Francesco, de 1989, donde el rol del posteriormente santificado quedó a cargo de Mickey Rourke. “La película sobre Francisco de Asís nació cuando hace dos años Liliana Cavani me dijo que estaba pensando en hacer un tercer film sobre el santo”, le dijo Mori a Radio Vaticana, “porque creía que recuperar su figura en este mundo lleno de desigualdad podría ser revolucionario. Me entusiasmó de inmediato y se lo propuse a la Rai, que recibió la idea bastante favorablemente”. El rodaje comenzará la próxima semana, con el objetivo de estrenarlo en televisión en el segundo semestre del año.

Sobre La lista de Bergoglio, en cambio, el horizonte aún permanece difuso. Mori le entregó los primeros borradores del guión a la Rai, que aún no emitió veredicto. De todas formas, la productora no se apichona: “Nosotras ya estamos trabajando. Liliana está escribiendo el guión con Umberto Contarello (N. de R.: autor del guión de la flamante ganadora del Oscar La grande bellezza) y el mismo Scavo y mi intención es hacer la película aún si la Rai no la apoyara. Para afrontar temas delicados como los que se refieren al papa Bergoglio, es fundamental el hecho de que está a cargo del proyecto Liliana Cavani, una garantía por su bagaje cultural y su honestidad intelectual”.

Cavani completó la ambición de encarar un proyecto semejante: “Afrontar algo así en una película significa formularse muchas preguntas y testimoniar la vital importancia del cristiano verdadero en el mundo contemporáneo”.

En La lista de Schindler, Steven Spielberg (que ganó su primer Oscar gracias a esa película) dejaba testimonio de Oskar Schindler, un empresario alemán que vivía de hacer negocios con el estado nazi y que en determinado momento, horrorizado ante los campos de concentración, daba un vuelco ético en su vida y se dedicaba a registrar judíos como trabajadores –aún perdiendo dinero– para salvarlos de la masacre. Una curiosidad para la mentalidad pueblerina –ésa donde todo es más importante cuando toca su finita y recóndita geografía– es que Schindler luego vivió en la Argentina mientras Jorge Bergoglio era un niño que creció hasta transformarse, hoy, en una leyenda capaz de apropiarse, fagocitar y resignificar los mitos preexistentes.



Diego Grillo Trubba