ESPECTACULOS WAGNER MOURA


El corazón del narcotráfico al desnudo

El protagonista de la serie Narcos explica cómo hizo para estudiar a Pablo Escobar Gaviria en Colombia. Considera que la droga es una forma de matar a los jóvenes de países pobres.

Diferente. Aunque se declara admirador de Ricardo Darín, cree que es útil interpretar a narcos en producciones norteamericanas.
Diferente. Aunque se declara admirador de Ricardo Darín, cree que es útil interpretar a narcos en producciones norteamericanas.
Foto:Netflix
Netflix acaba de anunciar que, a poco de emitir la segunda temporada de la serie Narcos, habrá tercera y cuarta. Hay una razón: unos 3,2 millones de personas vieron la historia sobre la cacería a Pablo Escobar Gaviria. Wagner Moura, el brasileño encargado de interpretar al capo colombiano, revela que estaba muy interesado en conocer los hechos. “La serie trata sobre el nacimiento del narcotráfico. Aprendí mucho, antes tenía la percepción de que la guerra contra la droga era una pantalla que existía para matar a los jóvenes pobres de países como el mío. Haciendo esto estoy seguro”, asegura.
Para lograr un Escobar más creíble, Moura tuvo que estudiar español en la Universidad Bolivariana de Medellín, y leer todo sobre Escobar. “No soy Pablo Escobar, estoy haciendo de él. Soy latinoamericano y siempre estuve preocupado por ser lo más respetuoso posible sobre esta figura”, afirma.
—¿Visitaste el Barrio Pablo Escobar?
—Sí. Es gente muy amable. Obvio que no les conté que estaba ahí porque iba a interpretar a Pablo, porque probablemente la gente se reiría en mi cara. La gente era muy amable y sé por qué. Pablo es aún amado por mucha gente y lo entiendo.
—¿Cómo te llevas con la figura de Robin Hood que se creó alrededor de Escobar?
—No puedo culpar a la gente por ver a Escobar como un Robin Hood. No sólo Pablo, sino todos los narcos de Sudamérica ocupan espacios que debieran estar ocupados por el Estado. Si vivís en un área pobre donde no hay escuelas u hospitales, ni tenés lugares para que los niños jueguen y la única cara del Estado que esta gente ve es la de una policía violenta, no puedo culpar a la gente que es agradecida con quienes ocupan estos huecos. Pero la gente de Colombia es consciente sobre quién fue Pablo Escobar y qué le hizo a su país.
—¿Por qué te interesó hacer este personaje?
—Muchas veces, incluyendo mi trabajo en Tropa de elite, me pregunté cómo interpretar a estos tipos. No podés ser agradable, algo que siempre encontré raro, porque estoy seguro de que además de ser un criminal responsable de cosas terribles, Pablo fue un ser humano. Como estoy seguro de que el Chapo Guzmán es un ser humano o de que Osama bin Laden lo fue. No tiene ningún sentido para mí interpretarlos como si fuera un personaje de Disney. La gente no es así, siempre malvada. Me gusta mucho el programa, es original y me esforcé mucho haciéndolo.
—Ricardo Darín dijo que rechazó un papel en Hollywood porque no le interesaba hacer de un narco latino. ¿Qué pensás sobre eso?
—Nunca quisiera estar en contra de nada que diga Ricardo Darín, porque para mí es un Dios. Aunque, Narcos sólo me dejó cosas buenas y la sensación de pertenecer a algo más grande que ser brasileño. El narcotráfico es una realidad gigante en Brasil y creo que en Argentina es igual. Ya tenía la idea de que la guerra narco era una guerra errada, una política de los Estados Unidos que se da sólo en países pobres. Hacer esta serie me hizo aprender tanto... Narcos me dio un sentimiento de pertenencia con lo sudamericano.

Alfredo Mera