ESPECTACULOS BLACK SABBATH


El metal dice chau chau, adiós

Antes de visitar nuestro país como parte de la gira The End, con la que se despiden de los escenarios, PERFIL habló con el bajista de la banda, Geezer Butler.

Inoxidables. El cierre de la gira, y de la banda, será en Birmingham el 4 de febrero.
Inoxidables. El cierre de la gira, y de la banda, será en Birmingham el 4 de febrero.
Foto:Gza. Filc
Black Sabbath, la leyenda, vuelve. Pero a diferencia de otros retornos, este realmente es el fin para los hombres de hierro del metal, para la cuna metalera de Ozzy Osbourne, Tony Iommi y el bajista Geezer Butler (tres de los integrantes originales de la banda). Con fechas el 23 de noviembre en Córdoba y el 26 de noviembre en el estadio Vélez Sarsfield, como parte de su adiós al rock con la gira The End, los primeros trabajadores del metal cuelgan para siempre su leyenda (el cierre será en Birmingham, el 4 de febrero de 2017). El bajista Geezer Butler habló en exclusiva con PERFIL y dejo claro el legado de la banda liderada por el hace rato leyenda Ozzy Osbourne: “Black Sabbath trajo un elemento más oscuro a la música, reflejando realidades que tenían que ver con el día a día, con broncas del trabajo. Todo debe terminar y así es como Sabbath debía seguir este sendero: debíamos terminar en algún momento, y es mejor terminar en un punto alto y positivo antes que quemarnos”.

—¿Cómo ves el legado de Black Sabbath ahora que el final es una realidad cercana?
—Estoy orgulloso del legado que hemos dejado. Hemos impactado la música de una forma definitiva y siempre hemos mantenido nuestra integridad musical.
—David Bowie, Prince, Lemmy: ¿cómo ha vivido la banda tantas muertes de nombres tan importantes en la música moderna? Finalmente se ha hecho más que tangible la posibilidad del fin de una generación.
—Estas muertes, sobre todo destaco las de Bowie y Prince, fueron muy inesperadas. Por ende, fueron muy shockeantes. El mundo se sacudió. Lemmy había estado muy enfermo durante muchos años. Era de esperarse. Pero es cierto: hay una generación de grandes músicos que están llegando al fin de su vida. Es el proceso natural del devenir. Es tan simple como entender que la gente no vive para siempre.
—Después de 45 años de Sabbath, ¿cuál dirías que es el factor que ha definido a la banda todos estos años?
—Creo que siempre hemos creído en la música. En lo que podíamos hacer con ella y desde ella. Diría que siempre hemos hecho música más allá de la negatividad que tuvieron los medios para con nosotros.
—¿Cómo viven el estado de la música mainstream hoy en día?
—Siempre disfruté la música mainstream y todavía disfruto oír música moderna, aunque hoy sí que se la percibe mucho más formulaica. Se ha vuelto un mundo muy díficil para los músicos y bandas que no hacen sonar pop en la radio, lo cual hace muy difícil tener algún tipo de éxito concreto.
—¿Qué será de ustedes cuando Sabbath termine?
—Honestamente sólo quiero pasar el rato en mi casa con perros y gatos, y empezar a recorrer el mundo como si fuera un turista.
—¿Cómo definirías la música en tu vida después de tantos años?
—La música ha sido la parte más importante de mi vida. Sin ella, hubiera estado perdido. De ser honesto, no estoy seguro de que estaría vivo si no fuera por la música.
—¿Qué pueden esperar los fans argentinos del tour?
—Pueden esperar una lista de canciones que sale en gran parte del repertorio del disco Paranoid y la despedida final a Sabbath. 

Juan Manuel Domínguez