ESPECTACULOS ROCK & POP

El regreso de la normalidad

Tras pertenecer a Garfunkel y Szpolski, con caída de audiencia y atrasos en los salarios, este año prometen equilibrar las cuentas. Pettinato habla del juicio que le inició a su dueño, Marcelo Figoli, quien dialogó con PERFIL.

Dispares. Figoli reconoce que los salarios se pagan en dos cuotas pero se defiende diciendo que están al día. Eduardo de la Puente, el único histórico que sigue.
Dispares. Figoli reconoce que los salarios se pagan en dos cuotas pero se defiende diciendo que están al día. Eduardo de la Puente, el único histórico que sigue. Foto:Cedoc Perfil
Desde que Mario Pergolini le dijo adiós a fines de 2011, la Rock & Pop emprendió una etapa de hundimiento de audiencia que, cuatro años más tarde y sin la ayuda de la pauta oficial, desembocó en problemas económicos severos bajo el imperio de medios de Matías Garfunkel y Sergio Szpolski.

Para ser precisos, Rock & Pop hasta la fecha perdió el 55% de su audiencia en menos de seis años: en febrero de 2010 era escuchada por 766 mil oyentes diarios, y en el mismo mes de este año promedió 343 mil. Durante 2015 aparecieron los conflictos internos por el atraso en los salarios, que se pagaban en cuotas.

En ese contexto, el 28 de febrero de 2016 el empresario Marcelo Figoli les compró Rock & Pop y AM Radio Splendid a Garfunkel y Szpolski. “Era una radio donde reinaba la incertidumbre. Había dos meses de sueldos atrasados, aguinaldos atrasados, los prestadores con facturas pendientes y mucho desconcierto”, dice Figoli, que en su momento tenía 150 empleados fijos de la FM 95.9. “Cargaba con un déficit de 250 mil dólares por mes, casi tres millones de dólares por año en total. Con el correr de los meses fuimos logrando bajar ese déficit a la mitad y a fin de este año la tendremos equilibrada”, calcula Figoli, quien confiesa que en 2016 “perdí, o invertí, dos millones de dólares”. “Hoy hay 18 empleados menos, la mayoría eran periodistas deportivos de un programa que hacía Mariano Closs”, cuenta, y subraya que “todos los sueldos están al día, pero es cierto que el pago es en dos veces”.
 
“La tranquilidad para la familia de Rock & Pop llegó este año. Desde enero cobramos los 7 y los 15, los sueldos están al día, y en comparación con lo que venía pasando con Garfunkel y Szpolski, se desterró la incertidumbre”, dice un histórico productor de la emisora. Y agrega: “A Garfunkel nunca lo vi cuando era dueño, y Szpolski sólo se reunía con los conductores en su oficina. Uno camina por la calle tranquilo y el otro está exiliado en Miami. Figoli está, se le ve la cara”.

Al consultar al dueño actual sobre qué porcentaje de pauta oficial tiene la radio –pauta con la que durante años se beneficiaron los empresarios Garfunkel y Szpolski– contesta que “no representa más del 10% de los ingresos que tiene la radio. Una radio puede vivir sin pauta oficial sin ningún problema”.

El desembarco del dueño de Fénix Entertainment Group, la productora más importante del país, no pudo destruir de manera inmediata los problemas que golpeaban lo artístico con paros. Mientras intentaba reacomodar el barco, Figoli contrató a Roberto Pettinato, quien condujo Radio rana en las tardes de la emisora y terminó yéndose con escándalo a fines del año pasado. “Empecé un juicio laboral contra la Rock & Pop. Yo no me fui. Los empresarios siempre duran, nunca pierden. Yo no estoy en lugares donde me vuelven loco con los cobros o los atrasos o los maltratos. Fue un suplicio poder cobrar a tiempo y demás. Finalmente un día, cuando ya todo era un caos, ¡me dieron un cheque sin fondos! Fue el colmo”, dijo el conductor y músico a PERFIL, quien fustigó a Figoli en su cuenta de Twitter. Juan Di Natale, ex ladero de Pergolini, es otro de los conductores que no continuaron en la programación 2017. “Quería que siguiera, lo intenté, pero hablamos en diciembre, cuando todavía no estaba al día la radio, necesitaba cerrar la programación y se le venció el contrato”, responde el empresario.

La Negra Vernaci, ex star de la emisora, mantiene un litigio con Matías Garfunkel por incumplimiento en el pago del salario. “Fue la primera vez que me echaron, creo. Mis amigos dicen que voy a ganar, que me voy a jubilar con lo que gane. Pero hasta ahora no vi un solo peso”, recuerda Vernaci. La conductora lamenta que nunca volverá al dial porque “esta gente compra medios como si nada. No es la radio a la que volvería”. Figoli la contrataría: “Me encantaría tener a la Negra Vernaci o a Lalo Mir, los que hicieron grande a esta radio. Hoy, en la Rock & Pop poscrisis la figura es la radio. Confiamos en que la gente se va a fidelizar y en un año calculo que estaremos entre las primeras cinco FM”.