ESPECTACULOS INNOVAR PARA RESCATAR LA TRADICION

En el Colón apostamos a los cruces entre estéticas y géneros

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil / Prensa teatro Colon

Estar al frente del Teatro Colón plantea el desafío de equilibrar la tradición con la novedad, lo clásico con las vanguardias. Las temporadas de ópera, ballet y conciertos, que son las columnas vertebrales que sostienen esta casa, tienen que reflejar esa diagonal tan compleja y enriquecedora a la vez. Al mismo tiempo, se vuelve cada vez más necesario recurrir a la incorporación de nuevas tecnologías para que esos contenidos, sean clásicos o modernos, lleguen a la mayor cantidad de gente sin desvirtuar su calidad.
Tenemos un ejemplo muy reciente: el jueves pasado, el concierto que ofrecieron Daniel Barenboim, Martha Argerich y la Orquesta West-Eastern Divan fue seguido por más de 42 mil personas desde diversas partes del mundo –Argentina, Brasil, Uruguay, España, Estados Unidos, Canadá, México– a través del sistema de streaming, un verdadero récord para este tipo de transmisiones en materia de música clásica. Esta es la nueva plataforma tecnológica que hemos incorporado a la web del Teatro con la ayuda del Ministerio de Modernización de la Ciudad, y que nos pone a la cabeza de los centros líricos de América Latina. Con orgullo puedo decir que desde la semana pasada, las actividades del Colón pueden ser seguidas desde una computadora o un celular, mediante un simple dispositivo.
Ahora tenemos una web moderna, renovada, que además incluye un archivo sonoro rotativo (que llamamos la “radio”), donde ya se está pudiendo acceder a material que es exclusivo del Teatro, como la Tosca de 1982 con Plácido Domingo, la Séptima de Beethoven con Barenboim y la Orquesta del Diván, Martha Argerich tocando un concierto de Chopin…
La idea es aplicar estas innovaciones para difundir el acervo histórico del Teatro y preservar su patrimonio. Acabamos de reabrir la Biblioteca, que es de carácter público, en la que además de poder consultar libros se puede acceder por primera vez a un archivo de fotos y programas de mano digitalizados, una tarea que se viene realizando desde años anteriores hasta poder llegar a contar con un archivo digital completo.
Apelamos a todas las herramientas posibles para que el Colón llegue a toda la comunidad. Tenemos un programa los sábados en el Canal de la Ciudad y dos programas, uno de archivo y otro periodístico, en la Radio de la Ciudad.
También es uno de los objetivos de esta gestión que el público pueda acceder en vivo a las propuestas artísticas del Teatro de la manera más amplia: por eso, en la medida en que las condiciones artísticas y técnicas lo permiten, hemos abierto los ensayos generales de ópera, ballet y de los conciertos de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires a todos los que deseen asistir, con entrada gratuita. También comenzamos el año incrementando la cantidad de conciertos en otros ámbitos, como la Usina del Arte, el Parque Centenario o la misma Plaza Vaticano, contigua al Teatro, que por primera vez se utilizó para este tipo de propuestas. Los cuerpos estables –la Orquesta, el Coro, el Ballet–, que están celebrando los noventa años de su creación, tienen un papel protagónico en estas actividades. A ellos se suman el Centro de Experimentación, el programa “Colón Contemporáneo”, el Coro de Niños y el Instituto Superior de Arte, semillero de futuros artistas, con actividad propia.
Una novedad inminente es que presentaremos la temporada 2016 el mes que viene. Será una temporada grande, ambiciosa, con la presencia de importantes figuras, teniendo en cuenta que es parte de la tradición del Teatro que las estrellas internacionales del mundo de la ópera, el ballet y la música formen parte de sus elencos anuales. La idea de anticiparse en el tiempo con este anuncio apunta a colocar al Teatro a la altura de los estándares internacionales en la materia; también le permite al público organizarse para la compra de los abonos y pensar cómo desea articular esta temporada basada en sus propios gustos e intereses. Apostamos a que haya muchos cruces entre estéticas y géneros, a que la gente pueda combinar los abonos y tenga la más amplia posibilidad de elección entre las alternativas artísticas que se ofrecen.
En suma: queremos que el Teatro llegue a la gente haciendo uso de las más modernas herramientas tecnológicas sin renunciar a su tradición, para ofrecer con la mayor calidad los contenidos de la lírica, la danza y la música universal. Esta es la mejor manera de cumplir con la misión para la cual el Teatro Colón fue concebido y creado hace más de un siglo.

*Director general y artístico del Teatro Colón.



Darío Lopérfido