ESPECTACULOS PREMIOS EMMY 2017

Estrellas en la gran noche de gala de la TV

En la 69ª edición se incluyen shows de tele abierta, cable y plataformas digitales como Better Call Saul, The Handmaid’s Tale y The Crown. Con más nominaciones están Saturday Night Live y Westworld con 22, Stranger Things y Feud con 18 cada uno, y Veep con 17.

Genial. Alec Baldwin compite en Mejor Actor de Reparto por su imitación de Trump en Saturday Night Live. Favorita como Mejor Actriz de Comedia, Julia Louis-Dreyfus por la serie Veep. HBO apuesta todo por Westworld, que logró 22 nominaciones en el Emmy.
Genial. Alec Baldwin compite en Mejor Actor de Reparto por su imitación de Trump en Saturday Night Live. Favorita como Mejor Actriz de Comedia, Julia Louis-Dreyfus por la serie Veep. HBO apuesta todo por Westworld, que logró 22 nominaciones en el Emmy. Foto:cedoc

Llega una nueva emisión de los Emmy. Ya no es novedad indicar que cualquiera que se siente a ver hoy domingo a las 20 por TNT la entrega desde el Microsoft Theater conducida por Stephen Colbert, se sentirá mil veces más conectado con sus series que como puede llegar a sentirse en los Oscar. Las series no sólo han subido, o bajado, determinado estándar, sino que en su variedad generaron una legión de fanáticos que el cine ya no genera (puede que sí en números, pero ¿qué fenómeno en el cine llega a los talones de la ansiedad que genera Game of Thrones?).

Lo cierto es que esta edición llega, como corresponde a Estados Unidos, politizada en las nominaciones (aunque el reciente desastre climático ayudará a que se calmen las tensiones a la hora de los discursos). Cuando se observan las shows más nominados puede entenderse perfectamente el panorama actual del entretenimiento en la TV: Westworld, el show de HBO, y Saturday Night Live, el show de comedia neoyorquino, empatan en 22 nominaciones. Y los sigue Stranger Things, la serie de Netflix que devinó fenómeno de época como pocos otros.

Ese número de nominaciones para SNL indica, precisamente, esa politización de la que se hablaba anteriormente: Hollywood se ha regocijado en los dardos que implica contra el presidente de Estados Unidos cada una de sus bromas, y su imitación a manos de Alec Baldwin. El éxito de Westworld antes que decir nada sobre el sci-fi de museo de la serie, habla sobre otro gran ausente: Game of Thrones. El estreno tardío del vicio favorito del mundo implicó que no pudiera ser considerado para esta edición, y de allí su ausencia, su notable ausencia, donde se permite el crecimiento de un show como Westworld. Un show implica el dominio en las nominaciones de HBO, que posee 110 en total.

Y Stranger Things y sus nominaciones dejan en claro la presencia y la capacidad de marketing del gigante Netflix, que en su constante búsqueda de pequeños nichos de público (aquí la nostalgia, sin dudas) logra fenómenos como esta serie o 13 Reasons Why. Netflix va segunda en las nominaciones, pero su salto es impresionante: con 91 nominaciones, duplica las del 2016 (54).

Las nominaciones en la comedia también dejan en claro la politización: Veep, la serie cómica, tiene 17 nominaciones, suma así un total de sesenta a lo largo de la historia. Además, la probable victoria de Julia Louis-Dreyfus la pondría en un récord como ganadora de Mejor Actriz de Comedia. El show y sus políticos bobalicones es el discurso más esperado de la noche. Otro de los avances ha sido el aumento de las nominaciones de actores que no son blancos: pasaron a ser 23 de 21 del pasado año.

Entre las series que generaron quejas por su ausencia se encuentran The Leftovers, que casi no tuvo reconocimiento. Transparent, una serie que ahora sólo es celebrada por Jeffrey Tambor, su protagonista, ha perdido protagonismo en los premios. Y, claro, The Americans, una serie que a pesar de haber tenido su reconocimiento el pasado año, hoy no se encuentra nominada como drama. Girls, la serie de HBO que finalizó, no fue nominada en ninguna categoría, sólo su música. Entre los que sí se esperan generen ganadores se encuentra Better Call Saul, The Handmaid’s Tale (candidata a mejor drama), Atlanta, la gran revelación de la temporada y, claro, todos quieren ver a Barb ganar. Por lo pronto, la televisión sigue generando los fans que Trump y el cine no pueden lograr.



Juan Manuel Domínguez