ESPECTACULOS SANDRA MIHANOVICH

“Fue una bendición que me convocaran en Nacional”

Gran cantante y actual conductora radial, afirma que este gobierno corrige lo que estaba mal y continúa. Sostiene que se hace una utilización mediática del doloroso caso Maldonado.

Feliz. Sandra Mihanovich se siente cómoda trabajando con la actual administración de la emisora. Planea, además, un nuevo disco.
Feliz. Sandra Mihanovich se siente cómoda trabajando con la actual administración de la emisora. Planea, además, un nuevo disco. Foto:pilar molina

Se la nota feliz a Sandra Mihanovich con su programa de radio. Todos los sábados de 19 a 21 conduce Soy Nacional, un ciclo de la radio pública (AM 870 en el dial) en el que habla de la música que más le gusta casi siempre con artistas invitados. Recibe mensajes de oyentes de todo el país y también de otras partes del mundo, algo que la pone especialmente orgullosa. “Fue una bendición que me convocaran –asegura–. Yo tenía muchas ganas de hacer radio y Ana Gerschenson, la actual directora de Nacional, se enteró y me ofreció el espacio. Estamos trabajando muy bien, muy cómodas con Patricia Giménez, que también producía mi programa en MuchMusic, y cada día disfruto más la posibilidad de estar en una radio que se escucha en todo el país. Es un placer enorme. Pasamos música no tan conocida o que hoy no suena tanto en la radio, invitamos a músicos al piso e incluso viajamos para hacer el programa en vivo en diferentes lugares del país. La gente de Gracia, que fabrica desde hace años para la famosa Antigua Casa Núñez, nos ha dado la posibilidad de regalar guitarras a personas de El Bolsón, Jujuy, Catamarca, Misiones, Santa Fe... Pasan cosas muy lindas haciendo este programa. Ser parte de esta etapa de Nacional es muy estimulante porque Ana está haciendo una gestión excelente, respetando el lema ‘Todas las voces’ de verdad”.

—¿Hubieras aceptado un programa en Nacional durante la gestión anterior?

—Sí, absolutamente. Sobre todo porque la gestión cultural fue muy buena. Creo que es uno de los ámbitos donde el gobierno anterior trabajó bien. Y este gobierno hizo lo que corresponde: tomar la posta y seguir con lo que estaba bien. Tomó Tecnópolis, que es un proyecto hermoso, y lo continuó. En todo caso, está corrigiendo lo que no estaba tan bien. Esa es la manera de hacer las cosas: continuar lo que estaba bien y corregir lo que estaba mal. No se puede poner una bomba y empezar todo de nuevo.

—Hablaste hace poco de lo mismo, de aprender de los errores del pasado, cuando te referiste al caso de Santiago Maldonado.

—Sí, porque pienso que hay una utilización mediática desmedida de un caso muy doloroso para todos los argentinos. Tenemos una historia complicada, hablar de desaparición no es gratis, no es liviano. Leí algo que escribió Norma Morandini, la directora del Observatorio de Derechos Humanos del Senado, que me pareció muy pertinente. Ella también hablaba de aprender de los errores del pasado. Así como digo esto, también digo que se equivocan los que califican al gobierno anterior como una dictadura. ¿Cuántas dictaduras más tenemos que atravesar para entender qué es y que no es una dictadura?

—Que exista una discusión pública sobre asuntos tan relevantes no deja de ser saludable.

—Obviamente. Estas discusiones forman parte de la dinámica de la democracia. Pero a veces nos quieren hacer creer que todo es de vida o muerte, que todo es blanco o negro. Yo siempre tengo puesta la camiseta argentina. Amo a mi país, amo a mi bandera, me siento embajadora de mi país cuando estoy en el exterior y soy fanática de todas las selecciones argentinas. Por eso me pone contenta estar en esta etapa de Radio Nacional, donde se pueden escuchar todas las voces. Vos podés no estar de acuerdo con este gobierno. Pero distinto es estar en contra del gobierno, que se parece más a estar en contra del país. Nunca voy a estar en contra de un gobierno democrático. Puedo no estar de acuerdo, pero no es lo mismo. Es una diferencia sutil pero importante.

—Muchos artistas prefieren eludir la política porque sostienen que la prensa muchas veces manipula las declaraciones. ¿Cómo lo ves vos?

—Cuando tenía 20 años, fui a cantar a Miramar y me sacaron unas fotos. La revista publicó esas fotos con el título “Libertina” y dijo un montón de tonterías sobre mí que me causaron más gracia que indignación. Era algo tan alejado de la verdad... no daba para hacerse mala sangre. Aprendí que, hagas lo que hagas, siempre existe la posibilidad de que digan cualquier cosa. Lo mejor es soltar. Y mantener un perfil bajo.


Recitales en el pais

Al margen de su programa de radio, Sandra Mihanovich mantiene activa su carrera como cantante. El año pasado celebró sus cuarenta años en la música con un emotivo concierto en el Opera en el que hubo muchos invitados: Alejandro Lerner, Hilda Lizarazu, Julia Zenko, Horacio Fontova, Marcela Morelo, Lito Vitale y hasta Griselda Siciliani, que subió al escenario para cantar un clásico, Puerto Pollensa. La discográfica Sony grabó las imágenes de ese show y ahora editará un DVD, el primero de la carrera de Mihanovich, que además tiene previstos nuevos recitales en Rosario (29 de septiembre) y Córdoba (en octubre). También llenó hace unos días el Auditorio Belgrano, donde volvió a recorrer un repertorio lleno de éxitos. Para un disco nuevo falta un poquito. “Estoy como el escritor frente a la página en blanco –dice ella–. Pensando en lo que se viene... Seguro que en 2018 grabo algo. Tengan paciencia”.



Alejandro Lingenti