ESPECTACULOS TEATRO

Incomunicaciones de la nueva era

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

M i próximo estreno, El secreto de la vida, presenta a una familia disfuncional con bastantes fallas emocionales y adicciones. Desde un padre que fuma marihuana y es psiquiatra (Patricio Contreras) hasta una madre pintora que es adicta al alcohol (Cecilia Rossetto) sin olvidar al hijo (Nazareno Casero) que acaba de salir de una granja de recuperación por adicciones, otra (Andrea Politti) que es escritora de best-seller, pero frustrada en su vida emocional (en pareja con Nicolás Pauls) y la tercera (Vera Fogwill) que inseminó a su pareja mujer (María Socas).
La obra es una especie de pintura sobre la cotidianidad y las emociones en la nueva era. Están las comunicaciones, como el personaje de Vera Fogwill que ayuda por teléfono a los que piensan suicidarse, para que salgan de esa situación. Son todos personajes solos, en una familia que se quiere mucho, pero que está muy atravesada por el dolor. Hay una mirada sobre lo que significa en el día de hoy establecer relaciones emocionales desde lo familiar y lo vincular hasta lo amoroso.
Esta es una obra que tenía escrita y cuando Javier Faroni aceptó producirla empecé a armar un elenco con una “estelaridad” mucho más ambiciosa que cuando la imaginé. Me pasó con varios actores, se las entregué como material básico y les propuse que si les interesaba me animaba a reescribirla, así me pasó con María Socas, Gustavo Garzón, Emilia Mazer o con Vera Fogwill, hoy estos nombres me vienen a la cabeza ya que la reescribí pensando en ellos. También me pasó con La casa de Bernarda Alba, donde en la historia había un personaje totalmente débil y la tuve a Martina Gusmán, que me parece una actriz súper potente.
Todo el texto está atravesado por una dramaturgia mía como director, que si bien sigue contando la historia de esta familia y sus secretos con su aquelarre, hay algo que me inspira de tal actor o de su rictus. Tengo una producción que juntó nueve nombres tan poderosos y los quiero aprovechar.
Mi espectáculo no es humorístico, como lo fue Más respeto que soy tu madre, carril propio de Antonio Gasalla. Los que leyeron mi texto sintieron vestigios de Quién le teme a Virginia Woolf, de Edward Albee, otros con Viaje de un largo día hacia la noche, de Eugene O’Neill, y también con Agosto, de Tracy Letts. La dramaturgia se escapa de la comedia, más allá de lo que terminemos haciendo en el escenario. Nunca nos olvidamos de quiénes son estos actores, no podemos borrarnos la trayectoria de Patricio Contreras o la de Cecilia Rossetto y esto tiene un gran legado para los espectadores. Es difícil encontrarlos en el teatro comercial, creo que lo que cuenta el texto les interesó.
No tengo muchos miedos, soy un poco buey, voy para adelante. Tengo la certeza de tener un gran elenco, donde se entrecruza lo prestigioso con lo popular y son todos actores de raza. A la dupla más experimentada que sería la de Contreras y Rossetto, se le suma por otro lado otra de los más jóvenes, que serían Nazareno Casero y Vera Fogwill. Pero todos se caracterizan por haber actuado, en cine, teatro o televisión, son personas que se hicieron conocidas por actuar, ninguna es resultado de los medios, por llamarlo de alguna manera. Siento que esta certeza me aleja de los miedos,  es muy poderoso este grupo de intérpretes en cuanto al magnetismo que pueden ejercer actoralmente.
La escribí con la supervisión de Mauricio Kartun, hace tres años en paralelo con la adaptación de La casa de Bernarda Alba. Tanto Javier Faroni como yo queríamos hacer un espectáculo comercial de calidad, más allá de si el público responderá o no. Nos pasó con la de Federico García Lorca, estábamos contentos con el resultado. Simplemente el que la estemos ensayando me sacó un gran peso de encima, ahora sólo falta que vengan los espectadores.
Es una comedia dramática muy intensa, con personas falladas. Muestra las equivocaciones de estos seres humanos dentro de una estructura emocional. Es una familia que se quiere mucho, pero que también tiene muchos problemas. Estrenaremos el 13 de agosto en el Metropolitan Citi 2

Actor, dramaturgo, director y conductor.



Jose María Muscari