ESPECTACULOS TED SARANDOS

“Ir al cine es una experiencia cada vez peor”

El director de contenidos de Netflix asegura que si les imponen impuestos van a pagarlos. Cree que hicieron bien en despedir a Kevin Spacey.

Real. The Crown, multinominada a los premios Emmy.
Real. The Crown, multinominada a los premios Emmy. Foto:Cedoc perfil
Ted Sarandos (53) es el director ejecutivo de contenidos de Netflix. Pasó por la ciudad para anunciar diez nuevos contenidos locales, de producción argentina, que van desde especiales de comedia (con Malena Pichot, por ejemplo) hasta documentales sobre Boca Juniors y Fangio, pasando por la serie juvenil Go y la filmación de The Pope, donde Jonathan Price interpreta a Bergoglio. Pero Sarandos es un jugador clave en el imperio de Netflix. Sin dudas. Es el cerebro detrás de la compra de Millarworld, las alteraciones cancheras de Mark Millar al género de los superhéroes y más, se robó a Shonda Rhimes (la showrunner de Grey’s Anatomy), fue nombrado “Showman of the Year” por la revista especializada Variety, es quien aprueba gastar de a miles de millones de contenido original y hasta habla relajado sobre Disney creando su propia plataforma online de contenidos: “Es el camino lógico. No puede sorprendernos que todas las cadenas busquen lograr algo parecido a la hora del modelo de negocios. Aun así, la gran mayoría es contenido pago, propiedad de las cadenas”.
—¿Cuál es tu sueño a la hora de Netflix? Es algo que pregunto considerando que Netflix ya dejó de ser moda para ser una forma de consumo de entretenimiento doméstico: ¿cuál es el futuro soñado en ese escenario?
—No pienso en el mundo definiéndolo por la cantidad de gente que paga por sus consumos televisivos. Lo pienso teniendo en cuenta la cantidad de pantallas que existen. Entonces así sería el escenario ideal: que cada pantalla tenga su cuenta de Netlix, personalizada a sus gustos y que se la pueda llevar adonde uno quiera. Que de la misma forma que tus cuentas sociales te definen, te defina tu consumo en Netflix. Que tu película favorita y tu show favorito estén siempre en Netflix. Que haya un botón que dice Netflix en los controles remotos, por ejemplo. Seguir creciendo al ritmo que lo venimos haciendo (y gracias a que internet lo permite), y si podemos replicar lo que pasó en América del Sur en otros lados estaríamos muy satisfechos.
—¿Creés que podrían expandirse en la industria del entretenimiento? Hablo de generar sus propios contenidos periodísticos, su propia “Entertainment Weekly” y sus propios medios.
—Amo que los medios amen hablar de nuestros shows. Por ende, hoy no me preocupa. Tengo una cobertura amable y fascinada. Strangers Things fue el evento televisado que consiguió más tracción en las redes sociales este año. Queremos estar en todos lados. 25 revistas pusieron en tapa Stranger Things. No se puede pedir más.
—¿Qué pasa, por ejemplo, cuando como en Argentina se decide cobrar impuestos a los servicios de Netflix?
—Es algo que se da así. Si hay que pagar, pagaremos. No hay mucha vuelta al respecto.
—¿Cómo vivís el argumento de la experiencia colectiva versus la visión en casa?
—Es que, claro, ver de forma colectiva es una experiencia, pero no es la única. Cuando vas a un museo, está buenísimo. Pero gracias a Dios no es la única forma en que podés ver arte. Si dijéramos que la única forma de ver arte es dentro de un museo, es una forma bastante elitista de vivir el arte y de definir la experiencia del mundo que puede verlo cara a cara. No me molesta que la gente vaya al cine, claro que no. Simplemente no es nuestro negocio.
—Pero, ¿cómo te sentís respecto de Cannes y que digan, apuntando a ustedes, que una película debe estrenarse en una sala para ser elegida…?
—(interrumpe) Es una estupidez. Si te comés un bife en casa o en un restaurante, sigue siendo un bife. Es muy similar. Claro que son experiencias distintas. Pero siguen siendo muy disfrutables por sí solas. Creo que se ha reaccionado de esa forma porque siguen protegiendo sus viejos modelos de negocios. En Cannes, muchos de los integrantes de directorio son dueños de cines, y no quieren competencia. Me gusta la competencia. Es buena para el negocio. Si tuvieran que competir por el espectador generarían una mejor experiencia. E ir al cine es una experiencia cada vez peor en términos de calidad. Me gustaría que fuera mejor, pero hay pantallas chicas, gente con el celular y cada vez más avisos. Estrenamos en teatros, cuando podemos, pero los dueños de las salas no quieren pasarla.
—¿Sienten una presión de afuera, al ver que todos observan sus modelos, quieren sus números, buscan saber dónde pueden expandirse y así la lista de supuestos sobre Netflix?
—Me gustaría pensar en quien literalmente nos mira. Lo otro no importa. No queremos generar un “show de Netflix”, una idea de algo que nos defina. Queremos shows variados, diversos, no un modelo de negocios atrofiado.
—¿Qué pasa entonces cuando los shows no funcionan? Por ejemplo, como “The Get-Down” o “Sense 8”…
—No pierdas el especial para cerrar Sense 8 que estamos haciendo. Pero esa idea de que los shows son para siempre… ¿de dónde sale? Sense 8 era un show ambicioso, filmado en muchos países, y generamos una audiencia, pero no la audiencia necesaria para tener un show así en pie. La clave que descubrimos es que tenemos que generar shows del tamaño correcto, en términos de costo y duración.
—Hicieron pública la suspensión de la producción de “House of Cards” debido a lo que sucedió con Kevin Spacey y la denuncia sobre abuso que recibió online. Eso es parte de una serie de denuncias que dieron desde la publicación del artículo sobre Harvey Weinstein. ¿Van a seguir ese curso de acción, suspender producción o retirar contenidos, con todos aquellos que reciban acusaciones?
—No podemos reaccionar frente a todas las acusaciones. Fue suficiente con tomar una acción rápida respecto de House of Cards.
—Respecto de esa reacción, actuaron incluso antes de una denuncia legal, ¿qué pasa si eso conlleva quizás la posibilidad de un error?
—Tenemos la confianza suficiente en que tomamos la decisión correcta a la hora de no trabajar más con Spacey. Iba a ser la temporada final, ya estábamos entrando en producción, así que lo que nos interesa es ver cómo puede seguir ese show, si es que puede seguir. Pero él no será parte de la temporada 6.

Juan Manuel Domínguez


Temas: