ESPECTACULOS RODRIGO GARCIA BACHA

“La Justicia en todos lados favorece a los ricos”

Hijo del Nobel García Márquez, el director estrenó Bull, una serie producida por Steven Spielberg que cuestiona y desenmascara el sistema judicial. En esta entrevista con PERFIL, expresa su preocupación por los latinos que están siendo deportados de California.

Juntos. Rodrigo García Bacha asegura que aprendió de su padre a trabajar y no bajar los brazos. Cuenta que eligió llevar sus cenizas a la ciudad de Cartagena.
Juntos. Rodrigo García Bacha asegura que aprendió de su padre a trabajar y no bajar los brazos. Cuenta que eligió llevar sus cenizas a la ciudad de Cartagena. Foto:cedoc

El cineasta, con varios filmes importantes en su haber  como Albert Nobbs, con Glenn Close, y director en series célebres de televisión como Los Soprano, Six Feet Under o In Treatment, Rodrigo García Bacha vuelve al ruedo. Hijo mayor del Premio Nobel Gabriel García Márquez y de su mujer Mercedes, acaba de estrenar Bull, protagonizada por Michael  Weatherly que produjo Steven Spielberg y que emite A & E Mundo.

—En los últimos años creció muchísimo el mercado de las series. ¿Cuál es tu mirada de esto?

—Yo creo que el público se ha sofisticado. Hubo una primera oleada donde las series tuvieron que sofisticarse más visualmente. Antes, las series eran más sobre las relaciones, la gente hablando, conversaciones… A medida que el público se sofisticó, fue necesario hacer series visualmente más cinematográficas. Pero ahora también la segunda oleada yo creo que obedece a que los estudios realmente ya no hacen lo que llaman dramas para adultos, relaciones humanas… Ellos se están especializando más en hacer grandes películas comerciales, las películas de superhéroes, las películas de desastres. Si tú te fijas, dos de las películas más exitosas premiadas el año pasado, como son Manchester By The Sea y Moonlight, son películas hechas independientemente, ya no son películas que hacen los estudios.

—¿Y eso qué significa?

—Que muchos de esos temas se han ido a la televisión y han atraído a muy buenos guionistas. Entonces, le llaman una tormenta perfecta: confluyen varios elementos para crear realmente un momento importante para las series de televisión.

—¿Cómo fue la experiencia de trabajar con Steven Spielberg?

—Bueno, no trabajé mucho directamente con él, trabajé con su gente de televisión, es una compañía muy buena, muy seria. El hacía comentarios, pero no estuvo directamente. Estaba al tanto del guión, vio los cortes, pero en general, su compañía de televisión la llevan muy bien los otros.

—¿Por qué dijiste que sí a esta serie?

—Porque la escribió un guionista muy bueno, que se llama Paul Attanasio, guionista que en su época fue muy conocido con guiones de cine, escribió películas muy buenas como Donnie Brasco y Quiz Show.

—¿Qué te gusta de “Bull”? Porque yo vi un capítulo y me da la sensación de que pone en tela de juicio el sistema de Justicia sobre todo.

—Sí, porque la Justicia en Estados Unidos, bueno, en todos lados, y en EE.UU. también, favorece a los ricos. Quien tiene la posibilidad de pagar gran abogado, de pagar investigaciones, puede estar libre bajo fianza, y por supuesto, no los ricos tanto como las grandes empresas tienen este recurso de tener los especialistas en jurados, en interpretar jurados. La serie plantea al grupo de Bull, como un grupo que ayuda más bien a individuos, para que haya Justicia. No es un grupo legal especialista en ayudar exclusivamente a millonarios o a grandes empresas.

—¿Puede que ayude a algún culpable también?

—La idea es que ellos sólo toman los casos en los que creen. Al contrario de los abogados que toman cualquier caso que se les pague, el equipo de Bull sólo toma algún caso que cree que se lo merece.

—¿Cómo estás viviendo  en Los Angeles en la era Trump?

—Los Angeles cotidianamente, no ha cambiado mucho con Donald Trump, excepto que, por supuesto, las poblaciones latinas que están aquí indocumentadas, están muy atemorizadas. Donald Trump ha hecho un gran despliegue de miedo arrestando gente y deportándola, pero no contentos con arrestarlos en su casa o en su trabajo, los arrestan cuando llevan a los niños a la escuela, ahí hacen una especie de show, es una especie de terrorismo.

—Un panorama complicado.

—Sí, pero por un lado California no ha cambiado porque California sigue siendo California. Hay muchas comunidades en California frente a las que la policía ya se ha negado abiertamente… Han dicho al gobierno federal: las policías locales no van a hacer trabajos de esta gente de migración. De todas maneras para las poblaciones latinas que están aquí en situaciones indocumentadas, hay gran preocupación.

—¿Qué diría tu papá “Gabo” García Márquez de esta situación?

—Que es una mierda. Es una mierda antidemocrática.

—¡Qué suerte que no vio esto!, ¿no?

—Bueno, suerte y no suerte, porque toda experiencia de vida es buena. También vio algunas cosas peores, porque en todas las épocas ha habido cosas malas, no es la peor cosa que ha habido tampoco.

—Recuerdo que me dijiste de tu padre “admiro la ética del trabajo de mi viejo”. ¿En qué te parecés en esa ética?

—Bueno, en obligarse en tener la costumbre de trabajar y trabajar y trabajar. No hacer las cosas a medias, no desanimarse, o sea, seguir empujando el carro.

—Cuando estuve en Colombia, en Cartagena, visité el panteón de tu padre en la Calle de la Merced, en la Universidad de Cartagena. ¿Vas seguido a Cartagena a visitarlo?

—Fui a llevar sus cenizas. Nosotros siempre pensamos que debería estar en Colombia. Porque era colombiano y quería a Colombia, y los colombianos querían que estuviera ahí. Y Cartagena era una ciudad muy querida por él. Realmente las únicas dos opciones hubieran sido Cartagena o Aracataca…

—¿Cómo fue tu vínculo con tu padre? Digo: habrá tenido sus momentos bravos, ¿no?

—Bueno, pero no íbamos a hablar de esto en esta entrevista. Y claro, todo el mundo pasa por lo que pasa todo el mundo con su padre.

—¿Por qué no ponen actrices argentinas en las series? ¿O actores?

—Tampoco ponen muchos latinos, ¡eh! Es un problema. Mia Maestro en The Strain. Poca gente, sí.

—¿La conocés a Susana Giménez?

—Sí, me gusta mucho.

—Hay gente que opina que las series están metidas dentro de una burbuja gigante, y que en algún momento terminarán por pincharse. ¿Vos pensás lo mismo?

—Yo creo que habrá una burbuja en el sentido de que ahora están haciendo tantas series…que en algún momento se tendrán que hacer menos, pero no creo que sea una burbuja que reviente, y que las series se vayan a acabar, no. Espero que salgan las mejores series de nunca.


En busca de inspiración

—¿Qué sigue en tu vida después de “Bull”?

—Bueno, tengo una serie que acabo de terminar que estoy tratando de vender, pero venderla con Jimmy Smits y tengo un par de películas que estoy desarrollando, que también espero suceda.

La serie Bull se ha convertido en éxito desde su estreno, y su protagonista Michael Weatherly (NCIS) se muestra feliz. El guión de Paul Attanasio está inspirado en el escritor y presentador televisivo Dr. Phil McGraw, quien inventó una de las firmas más poderosas de asesoría y preparación legal. El actor aceptó el desafío de dejar NCIS porque, asegura, le encantó el aspecto psicológico y los hacedores del show Rodrigo García, quien trabajó en In Treatment de HBO; Paul Attanasio, y claro, el productor Steven Spielberg,

Además, el protagonista se había cruzado varias veces con el verdadero Dr. Phill McGraw, a quien interpreta en algunos programas como el de Oprah y con varios famosos de la industria. Bull ya se ha vendido a más de 200 países y es producido por la CBS Televisión y distribuido por CBS Studios International.

Weatherly comenzó a investigar en casos judiciales como el de O.J. Simpson, y aunque resulte curioso vio muchas películas ita-lianas de Federico Fellini. Y asegura, agradecido: “Estoy feliz de que CBS me haya dado la oportunidad y haya tenido la fe para hacer Bull”.