ESPECTACULOS RATING

La TV abierta, con números en rojo

Enero tuvo el peor encendido de los cinco canales de aire desde 2004, cuando ya padecía la fuga de espectadores. Pierde frente al cable, y algunas señales, contra el streaming. El éxito del verano, Simona, tiene cuatro millones de televidentes menos en pantalla que el éxito desde el año pasado, Moisés.

Los más caros. Golpe al corazón (Telefe) tiene el segundo más caro de la TV: $ 46 mil, seguido por El sultán ($ 44 mil). En El Trece lo tienen Simona ($ 44 mil) y Me gusta tu canción ($ 30 mil).
Los más caros. Golpe al corazón (Telefe) tiene el segundo más caro de la TV: $ 46 mil, seguido por El sultán ($ 44 mil). En El Trece lo tienen Simona ($ 44 mil) y Me gusta tu canción ($ 30 mil). Foto:el trece

La televisión abierta se desinfla como una pelota olvidada en un galpón. Enero cerró con un encendido de 19,2 puntos entre los cinco canales de aire y prendió la alarma al confirmar que fue el rating general más bajo desde 2004. En cada comienzo de año hay menos espectadores frente al televisor, y este inicio de 2018 no fue la excepción: a la pantalla chica se le fugaron 2,5 puntos de rating en comparación con con enero del año pasado. ¿Los motivos? El radical cambio de hábitos de consumo audiovisual (streaming, on demand, internet), la ausencia de producciones originales por los altos costos y la extinción de Fútbol para Todos.


Los datos. Telefe obtuvo el primer mes del año con 6,8 puntos de rating, pero fue la señal que más audiencia perdió respecto de enero de 2017, con 1,7 puntos. Su perseguidor, El Trece, terminó segundo con 6,2 puntos, aunque fue el único canal cuya audiencia subió –apenas una décima–, empujada por el éxito Simona, la tira más vista del verano. América TV continúa en el podio con 2,8 puntos; sin embargo, bajó siete décimas, muchísimo para un canal que siempre estuvo cómodo en el tercer puesto. Canal 9 finalizó en el cuarto escalafón con 2,1 puntos, y la TV Pública no logró remontar con el buen rendimiento de Festival País ‘18 y terminó en el quinto puesto con 1,2 unidades. Ambas emisoras perdieron dos décimas cada una. Aunque van en caída libre, Telefe y El Trece concentran más del 90% de la audiencia general, mientras que un porcentaje mínimo se lo reparten América TV, Canal 9 y TV Pública. Cuando estaba Fútbol para Todos, el canal estatal promediaba 2,7 en 2011 y 2,9 en 2012, y en agosto de 2014 con el Mundial llegó a promediar 3,9.

El éxito del verano en la televisión es Simona, la tira que produce Pol-ka para El Trece, protagonizada por Angela Torres, Gastón Soffritti, Juan Darthés y Agustín Casanova, con un promedio de 11,7 puntos de rating; desde su estreno, el 22 de enero, solo cayó derrotada una vez contra El sultán, la ficción más vista de Telefe, con 10,6 puntos en el primer mes del año. Las Estrellas (El Trece) tuvo un descenso rotundo de rating sobre el final de la historia y cerró con 10,2 puntos en 17 emisiones. La Tribuna de Guido (El Trece) es otro de los ciclos más vistos del verano, con 9,2 puntos en 18 programas, y completa el quinteto Historias del corazón, de Telefe, con 8,9 puntos en 23 emisiones.

Pero si se compara Simona con Moisés y los diez mandamientos, que en enero del año pasado promedió 15,3 puntos en 22 emisiones, la tira de El Trece está más de cuatro millones de espectadores abajo. La leona y Los ricos no piden permiso en 2016 batallaban por “sobrevivir” con 13,7 puntos en enero; paradójicamente, si este verano estuvieran al aire serían consideradas un fenómeno de audiencia. Vale destacar la lata turca Las mil y una noches, que en el prime time de enero 2015 promedió 15,7 puntos en 22 emisiones.

Telefe, ganador del rating general invicto desde hace seis años, volvió a ceder el prime time con El Trece por un margen muy ajustado de dos décimas: 8,1 a 7,9 puntos de lunes a domingos y 8,8 a 8,6 puntos de lunes a viernes. Asimismo, la ventaja que toma el canal de Viacom en la segunda tarde (16 a 20) sobre el canal del Grupo Clarín le da los porotos necesarios para abrochar el triunfo: de lunes a viernes fue de 3,3 puntos de diferencia, y de lunes a domingos, de 2,7 unidades.


Cable y el Mundial. En contrapartida a la televisión abierta, el cable se mantiene firme en tiempos de streaming y consumo audiovisual mediante multiplataformas. De lunes a domingo, la televisión paga le ganó a la televisión gratuita en AMBA por 3,4 puntos de rating en el encendido de enero (fue 22,3 a 18,9). Por ejemplo, el domingo 4 de febrero, los cinco canales abiertos midieron un encendido de 14,7 puntos y fueron superados ampliamente por el cable, que cerró con 25,6 unidades según Kantar Ibope Media. TN lideró el rating en las cuatro franjas. La mañana (7 a 12) concibió la audiencia más elevada, con 3,37 puntos.

Se siente muy fuerte la ausencia de los partidos de Fútbol para Todos, que calentaban las pantallas de los canales de aire, otro de los fundamentos de la fuga de espectadores de la abierta, y que pasaron a transmitirse en el cable por un servicio de $ 300 que el cliente debe abonar por fuera de la cuota mensual. Hace exactamente un año, el partido por la Supercopa entre Lanús y River, transmitido en vivo por El Trece, le dio a la emisora 16,1 puntos de rating.

Los canales esperan aumentar el flujo de público en junio, cuando comenzará a disputarse la Copa del Mundo Rusia 2018. La TV Pública posee los derechos de transmisión de 32 partidos, incluidos los de encuentros que disputará el combinado albiceleste comandando por Lionel Messi frente a Islandia, Croacia y Nigeria. En julio de 2014, durante el Mundial de Brasil, el canal estatal terminó tercero con 6,3 puntos de promedio, seis millones de espectadores más que su último promedio mensual.

Tablets y publicidad. Kantar Ibope Media empezó a medir el consumo multiplataformas, que discrimina en sus tablas numéricas como “Otros dispositivos”. Muy

llamativo el rating en horario central: de 20 a 22 logran una audiencia de 3,59 puntos de rating, y de 22 a 24 asciende a 3,62 puntos. Frente a los celulares, PCs y tablets hay más personas que en América TV (2,8), Canal 9 (2,5) y TV Pública (1,5).

Con respecto a la pauta publicitaria, ingreso importantísimo de las señales, el segundo publicitario más caro de El Trece lo tiene Simona ($ 44 mil); le siguen La tribuna de Guido ($ 40 mil) y Me gusta tu canción ($ 30 mil).

Telefe tiene las siguientes tarifas: Golpe al corazón ($ 46 mil), El sultán ($ 44 mil) y El sultán adelanto ($ 35 mil). En Canal 9, Bendita es lo más oneroso con $ 19.500 el segundo; Peter Capusotto y sus videos y la lata La esclava blanca: $ 15 mil. Automovilismo es lo más caro para pautar en TV Pública: $ 6.700, Televisión Publica Noticias cotiza a $ 4.300, y Cocineros argentinos, $ 4 mil.

Producir ficciones de calidad en la TV abierta para seducir al público es otra piedra en el zapato en una industria que cotiza en dólares. Un gallo para Esculapio costó US$ 250 mil el episodio; El maestro, US$ 150 mil, y la segunda temporada de El marginal superará los US$ 180 mil, pero tendrá cinco episodios menos que la primera parte. Así, los programadores caen rendidos ante las latas, y el público, ante las superproducciones de Netflix, HBO y Amazon Prime, entre otros.



Temas: