ESPECTACULOS FREDDY VILLARREAL

Le gustaría que lo convoque Campanella

El cómico sueña con actuar en cine. Está dispuesto a volver al programa de Tinelli, con reparos.

PERFIL COMPLETO

Foto:Alejandra Maldonado
Desde Carlos Paz
La temporada de teatro veraniego va llegando a su fin y comienzan a delinearse las nuevas propuestas que animarán la grilla televisiva del 2016. Tras protagonizar la exitosa comedia Marcianos en la casa en Villa Carlos Paz, Freddy Villarreal analiza propuestas de cara a un año que estará signado por la vuelta del humor político a la televisión. Conocedor del rubro y reconocido por sus caracterizaciones de importantes funcionarios, habló con PERFIL y analizó que “de un tiempo a esta parte fue difícil el humor ligado a la política por cómo lo tomaba el propio oficialismo. El Gobierno tomaba una caricatura o una caracterización con muy poco humor, situación que no pasaba en otras épocas”.
—¿Creés que están dadas las condiciones para retomar ese tipo de humor?
—Sigue muy dividida la opinión del público. Hoy creo que la gente defiende sus intereses políticos muy visceralmente y entonces me pongo a pensar seriamente hasta dónde me conviene ser criticado porque el personaje que caractericé no fue bien visto porque el público es un acérrimo oficialista o un acérrimo opositor. Se hizo un River–Boca, una cosa muy binaria que no sé si es lo que me sirve. En su momento le dije que no a Lanata por eso, porque no quería tirarme a la mitad de mi público en contra. Va a llevar varios años acabar con este espíritu binario.
—¿Vas a hacer el personaje de Néstor Kirchner en “ShowMatch”?
—La figura de Néstor Kirchner si no es en ShowMatch no la haré en ningún otro lado. Es un personaje que me dio gratificaciones, así como De la Rúa también lo hizo en su momento. Sin embargo, no lo puedo definir en este momento, es difícil decidirlo.  Estoy volcado a hacer ficción dramática humorística, pero no tanto en la caracterización de la imitación de un personaje real. El año pasado no solamente hice humor, sino que también bailé. Fue un gran año, que amé y disfruté, pero ahora al no bailar me quedaría sólo con el humor y no me genera una expectativa mayor que el año pasado, ni siquiera igual. Es un poco menos que el año pasado y me hace dudar si aceptar hacer humor, haciendo a Néstor o a cualquier otro personaje. Tengo una duda existencial al respecto.
—¿Del actual gobierno nacional a quién ves con características para ser imitado?
—Hoy haría a Macri, a su mujer, al perro de Macri, Larreta, Vidal, pero aún no son personajes fuertes para hacer una crítica. Hay que dejar rodar este gobierno para empezar a hacer humor respecto a lo bueno, lo malo y lo superfluo también. Aún no surgieron personalidades a caracterizar. En el gobierno anterior Moreno apareció mucho más delante de Cristina o cuando se presentó Néstor a las elecciones. Lo mismo pasó con Aníbal Fernández que explotó después. Creo que ni el Gobierno sabe siquiera con qué se va a encontrar.
—¿Hay posibilidad de que vuelvas al “Bailando”?
—No. Ya he dicho que no volveré a bailar nuevamente. De todas maneras en mi cabeza hay otros proyectos dando vueltas.
—¿Se pueden contar?
—Sí. Estoy muy volcado a la cinematografía, a escribir, a intentar producir, asociarme. Tengo uno o dos guiones que me gustaría poder hacer y si no estoy en ShowMatch voy a dedicarle todo el tiempo para llevar a cabo. Desde un rol de productor, guionista y también actor. También me gustaría que vengan Campanella, Burman o cualquier otro y me convocaran para un personaje determinado. Creo que este año el desafío es buscar la pantalla grande. Soy un fanático del cine, tengo uno propio en mi casa, con treinta butacas, enterrado para no molestar a los vecinos y me gustaría buscar nuevos proyectos en esa dirección.

Ariel Bogdanov