ESPECTACULOS AUDIENCIAS 2017

Lidera Mitre, pero La Red crece fuerte

Más allá de la distancia que logra con Longobardi y Lanata, la líder tiene ardua competencia a la tarde. Sylvestre sumó oyentes a la Diez, Rivadavia acecha a Continental y en las FM manda La Cien y la Pop de lunes a viernes es reina.

Alegrías. Lanata y Longobardi son las espadas con las que Mitre se impone. Fantino, figura de la creciente La Red. Sylvestre rinde muy bien.
Alegrías. Lanata y Longobardi son las espadas con las que Mitre se impone. Fantino, figura de la creciente La Red. Sylvestre rinde muy bien. Foto:cedoc

Antes de analizar las mediciones hay que hacer una salvedad: por falta de pago, Del Plata salió de las mediciones de Ibope y por lo tanto no tendrá datos publicables en lo inmediato. En otra muestra del deterioro de la hasta hace un año segunda en audiencia, la radio de Electroingeniería no puede mantener su convenio con la medidora (que cuesta unos 45 mil pesos mensuales) y sigue incumpliendo con salarios y otras obligaciones, pese a los beneficios que aún recibe de los contratos por obra pública y de que sus figuras con sueldos más elevados emigraron a Radio 10. De todas maneras, que la AM 1030 (quinta hasta el mes pasado) haya dejado de aparecer en planilla no afecta considerablemente porcentajes ni número de oyentes netos de sus competidores. Nada de lo que suceda en los puestos de abajo logra hacer temblar el liderazgo de Mitre, que vuelve a quedar al borde del millón de escuchas (siempre apuntalada por la enorme ventaja que tienen Marcelo Longobardi y Jorge Lanata sobre el resto); tampoco se modificará la apretada lucha por el segundo lugar. En ese sentido, Radio 10 se impone por seis décimas de lunes a domingos, pero La Red le empata de lunes a viernes. La clave de esta paridad hay que buscarla en los segmentos de la tarde, donde la emisora del Grupo América muestra crecimientos significativos en 2017 y le saca más del doble de share a la de Indalo Media. Por el lado de las FM, el panorama es prácticamente igual al de junio. La 100 se lleva el mes hasta que el recorte se hace en días hábiles, ahí vuelve a imponerse Pop. Y en cuanto a la Rock and Pop, la novedad es que hay versiones que aseguran la salida del Grupo Fénix.

Si se midieran las preferencias electorales de las audiencias leyendo lo que se publicó en julio, se podría decir que de 6 a 10, la distancia entre Mitre y Radio 10 es casi calcada a la que Elisa Carrió le sacó a Unidad Ciudadana. Pero, dejando el dato de color de lado y sin pretender instalar el “índice Cada mañana” para la Ciudad de Buenos Aires, habría que repetir que Marcelo Longobardi es el líder indiscutido del éter y que, aunque todavía esté debajo de su promedio de 2016, creció respecto de junio en share y oyentes únicos, con un 49% de la audiencia y más de 800 mil radioescuchas, 514 mil arriba de su inmediato perseguidor. Ahora, si en la primera mañana evitamos la discusión de rating porcentual o de números netos, un dato a prestar atención en este horario es cómo creció el tiempo medio de escucha en Radio 10: Gustavo Sylvestre subió más de 20 minutos el promedio de TME en relación con el año pasado. Aunque no parezca tan relevante, esta cifra muchas veces es vital a la hora de conseguir pauta comercial en tanda y PNT, y ayuda a definir la fidelidad del público.

Por el lado de la segunda mañana, Lanata también sube, pero lo hace a la par de sus competidores. O incluso algo menos: entre las 10 y las 14, Radio 10 creció en casi 38 mil oyentes, Mitre en casi 18 mil y  La Red en 6 mil. Este segmento también evidencia el estado de Continental, que está mucho más cerca de ser superada por Rivadavia que de escalar posiciones. Sin Víctor Hugo Morales, es una sombra de lo que fue y tiene bastante menos de la mitad del encendido que la AM 750. El buen andar del uruguayo también afecta a La Red, que baja con Luis Majul y se recupera a partir de las 12, con la primera edición de Un buen momento, tira deportiva que devora competidores en su género.

Si la competencia de la mañana es entre Mitre y Radio 10, la de la tarde es entre la AM 790 y La Red. Es que a partir del mediodía comienza el despegue de la emisora comandada por Agustín Vila, y entre las 14 y las 20 consigue ubicarse como claro segundo, quedándose con casi el 20% del share, exactamente 10 puntos más que la estación de Cristóbal López. Entre Alejandro Fantino, Jonathan Viale y Gustavo López (ver recuadro) consiguen muy buenos números, sobre todo este último, que alcanzó los 21 puntos de promedio de 18 a 21. Como retrato, si se sumaran las franjas horarias (de 14-17; 17-19 y 19-20), la diferencia entre La Red y Radio 10, que en 2016 era de 90.800 oyentes, en julio de 2017 fue de 204.600. Asimismo, la crecida sirve para reducir la brecha con Mitre, que en todo el año pasado fue de 568.800 analizando el promedio, mientras que la última medición reportó 375.900.

En FM se repite el panorama del mes pasado. Santiago del Moro sigue siendo la figura que marca la diferencia en La 100, pero ahora lo hace en un contexto en el que Pop se acerca de lunes a domingo y le gana de lunes a viernes.

No quedan dudas de que la situación de la radio del Grupo Clarín sería completamente distinta si el conductor de Intratables permaneciera en las filas de la 101.5, emisora que después del sacudón de principios de año parece estabilizarse. Si se revisa la general de marzo, Pop se encontraba cuarta, a tres puntos porcentuales de la cima, mientras que hoy la distancia es de menos de ocho décimas. En tanto, Radio Disney sigue tercera de lunes a domingo y Metro la desplaza al cuarto lugar de la planilla de lunes a viernes. Desde que reorganizó su grilla, el medio perteneciente a Raúl Moneta sigue creciendo en oyentes netos y share.

Como es costumbre, Del Moro es el líder de 6 a 9, siempre marcando alrededor de los 22 puntos, mientras que Beto Casella se queda con la segunda mañana. En este horario viene creciendo Andy Kusnetzoff a paso firme, a la par que Guido Kaczka experimenta una leve caída.

Si se releva la brecha entre ellos, se redujo de 3,4 a 1,8 en la última medición. Kusnetzoff sumó 38 mil oyentes en julio, al mismo tiempo que el conductor de los premios Martín Fierro perdió 11 mil.

Por las tardes, Matías Martin gobierna de 13 a 17. Después de 17 años, Basta de todo tiene el rating y el tiempo medio de escucha más alto a partir del mediodía. La curiosidad aparece entre las 17 y las 20, franja horaria en la que cuatro señales (Radio Disney, Metro, Aspen y Pop, en ese orden) quedan separadas por menos de un punto porcentual y en la que La 100 pasó de ser primera en 2016 a quinta en los números que entrega Ibope.


Beneficios de que se cobre el futbol televisado

Gustavo López llegó a La Red hace seis temporadas a hacer las dos ediciones de Un buen momento, “a reemplazar a alguien que llevaba 13 o 14 consecutivas. Como el programa andaba bien, el gerente de entonces me decía que hiciera lo mismo que hacía el conductor anterior. A eso respondía: ‘Yo tengo mi estilo, no puedo hacer lo mismo que hacía él’. Si salía bien me quedaba, si no me tenía que ir”, confiesa el conductor. El tiempo le dio la razón, y del programa que hacía Mariano Closs sólo quedó el nombre, porque el relator se llevó todo: locutores, periodistas, productores, técnicos y operadores.

El programa que medía al mediodía 13 o 14 puntos hoy está en 20, con competidores como Jorge Lanata o Baby Etchecopar. También el de la tarde pegó el salto y pasó de 17 a los 21 que promediaron hoy. El gran andar entre las 18 y las 21 tiene el valor de que enfrente están Alfredo Leuco, Marcelo Zlotogwiazda, además de las tiras deportivas de Continental y Rivadavia, que sumadas apenas consiguen la mitad del share que Un buen momento.

“Creo que percibo lo que a la gente le puede interesar. A veces llueven temas, pero a veces no hay una actualidad tan fuerte que marque agenda. Hacer cinco horas diarias no es fácil. A veces arrancamos el programa con algo y después ves a la noche que eso mismo está en noticieros o portales… Nadie me llama para convencerme de algo, porque yo voy del laburo a mi casa. No tengo transas con nadie. Pese a que me gusta tener buena onda con todos, no voy a comer con protagonistas ni me mensajeo, salvo que pase algo y lo que necesite es chequear información. Lo que noto como gran diferencia es que en la política los personajes necesitan que vos los entrevistes y te buscan. En el fútbol buscan menos al periodista. Trato de no hacer muchas notas. No más de dos o tres por día. A veces una, pero que valga la pena”.

López considera que las transmisiones pagas de los partidos de fútbol “nos van a ayudar: antes todo el mundo miraba el partido por televisión, salvo que no le gustara el comentarista o el relator. Vamos a crecer los domingos. Mitre es una radio que promedia en muchos horarios 50 puntos y los domingos baja a 29. Nuestra radio tiene un promedio de 15 puntos, pasar a casi 23 es un triunfo…”.



Alfredo Mera