ESPECTACULOS MARILU MARINI

“Lo esencial es seguir manteniendo el deseo”

La artista confiesa que, a pesar de su edad, se siente adolescente y curiosa. Desde Francia, anticipa que hará teatro en 2016 en La Plaza con Todas las canciones de amor. Sostiene que el peligro más grande de los artistas es creer que llegaron a un punto perfecto.

PERFIL COMPLETO

Foto:HBO
Es una intérprete internacional, por eso Marilú Marini tiene su vida profesional y afectiva dividida entre Argentina y Francia. Hace muy pocas semanas pudo reincorporarse al trabajo. Sufrió sobre el escenario un esguince –al que no le dio importancia–, y para no suspender la temporada siguió actuando en esas condiciones. Después tuvo que usar muletas por un tiempo hasta que ahora retornó a la normalidad.
Desde París confirma que el 17 de noviembre estrenará el espectáculo La journée d’une rêveuse (et autres moments) con textos de Copi, en versión y dirección de Pierre Maillet. Las funciones serán en el Théâtre des Célestins, en Lyon, que dirige la argentina Claudia Stavisky. “Es un montaje de momentos de la pieza de teatro – anticipa Marini– más pasajes de un prólogo de una novela que no se conoce, titulada Río de la Plata”.
Se entusiasma con el premio que ganó la película argentina El eslabón perdido de Valentín Javier Diment, donde ella integra el elenco junto a Luis Ziembrowski,  Paula Brasca, Germán de Silva, Susana Pampín y Marta Haller, entre otros. “Fue el sábado 17 de octubre –subraya– cuando obtuvo el Premio del Público en la sección Panorama Fantastic en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges. Es el más prestigioso de los de cine de este género en el mundo.  Esa sección se ocupa de mostrar filmes que pueden no ser encasillados, aunque abrevan en recursos del fantástico y el terror.” Se prevé su estreno en Buenos Aires para abril de 2016.
En el segundo semestre del próximo año Marilú Marini estará sobre uno de los escenarios del Complejo Teatral La Plaza con Todas las canciones de amor de  Santiago Loza, dirigida por Alejandro Tantanian, y ya se anticipa que la escenografía y el vestuario serán diseñados por Oria Puppo.
—¿Pasás con mucha facilidad del teatro al cine o a la televisión?
—Creo que es por mi idea de que el trabajo surge a partir de un cuerpo que expresa, narra, y así los personajes no sólo tienen una voz sino una textura. El teatro es una historia ejemplar que hay que encarnar de forma directa, hay que apelar a todos los medios sensoriales donde el cuerpo es el emisor.
—¿Cuál es el secreto para mantener la humildad y no caer en la trampa de la fama?
—No es algo que me proponga, sólo pienso que es mi personalidad y fui criada así. Siempre tenemos que seguir aprendiendo, no hay nada absolutamente logrado o establecido en lo que una hace. El más grande peligro que tenemos los artistas es creernos que llegamos a un punto de perfección. El arte es algo que siempre nos tiene que sorprender. Tengo experiencia, trabajo, y me formé sobre el escenario con el oficio. No sé si la palabra es humildad, pero sí una debe enfrentar cada nueva propuesta con curiosidad. Hay que explorar, seguir aprendiendo e investigando no sólo sobre la técnica sino también sobre nosotros mismos. El material que alimenta el mundo de cada poeta es nuestro y hay que dar todo.
—¿Y la popularidad? Cuando estás en televisión te transformás en alguien cercano...
 —Eso es algo temporario, trasciende del medio pero no es importante. La gente se identifica con tu personaje y es muy placentero. Lo esencial es seguir teniendo el deseo, las ganas de saber, de explorar, meterse con lo desconocido y a veces con lo que te asusta. Creo que a pesar de mi edad... me quedé un poco adolescente.
—En varias entrevistas subrayaste tus deseos de interpretar a Pirandello: ¿por qué aún no lo concretaste?
—Cuentan que en su lecho de muerte Pirandello le dictó a su hijo el final de la obra Los gigantes de la montaña. Pero aún no conseguí productor, son muchos personajes y es un texto complicado, reclama una revisión.
—¿Cómo elegís tus proyectos?
—Intuitivamente, no hago un cálculo sobre qué es lo que será más visto o comprendido por la gente. A veces por intriga, algo que nunca hice me interesa para investigar. Así como estuve en el Instituto Di Tella seguiré experimentado.
—¿Cuál es tu relación con la gente?
—Soy creadora de gente, aprendo de todos. No hay nada tan extraordinario como lo cotidiano. Muchos personajes que caminan por Corrientes son más interesantes de lo que uno puede imaginar.

Ana Seoane