ESPECTACULOS FESTIVAL MAXIMUS


Marilyn Manson en un encuentro de fanáticos del metal

Con entradas que arrancan en $ 1.400, hoy se desarrolla en el ex Parque de la Ciudad el show dedicado al heavy y al rock industrial. Qué se verá, cuándo, y consejos para llegar.

Único. Marilyn Manson exigió un camarín pintado de negro con aire acondicionado que esté fijo en 17 grados, además de tres heladeras diferentes.
Único. Marilyn Manson exigió un camarín pintado de negro con aire acondicionado que esté fijo en 17 grados, además de tres heladeras diferentes.
Foto:cedoc
Un combo irrebatible de metal, rock industrial y géneros afines es el que ofrecerá hoy el festival Maximus, que reunirá a Rammstein, Marilyn Manson y Disturbed, entre otras figuras nacionales e internacionales, en el predio Ciudad de Rock (ex Parque de la Ciudad), ubicado en Villa Soldati.
Con entradas que se pueden adquirir en Livepass desde $ 1.420 o con la opción de Maximus Lounge a $ 3.000 que incluye estacionamiento, acceso a terrazas con vista a los escenarios, baños privados y voucher para canjear por bebidas, el festival promete un día de música en continuado y a alto volumen.

La apertura estará a cargo de Arsénica, la banda local fundada en Ramos Mejía, que comenzará con su set al mediodía en uno de los tres escenarios con los que contará el festival. A medida que avance la tarde subirán al escenario Steve ‘n’ Seagulls, Hollywood Undead, Solar, Shinedown, Hellyeah, Blood-parade, Black Stone Cherry, Halestorm, Asspera, Raven Eye y Bullet For My Valentine, hasta llegar a los tres nombres fuertes del festival.
Disturbed, el grupo de Chicago liderado por David Draiman, presentará las canciones de su último disco, Immortalized, que apareció el año pasado y que incluye el corte de difusión metalero The Vengeful One y el extraño cover de Simon & Garfunkel The Sound of Silence.

Más tarde llegará Marilyn Manson, en su quinta visita al país. En estos días se hicieron conocidas sus excéntricas exigencias, que incluyen, entre otras cosas, un camarín pintado absolutamente de negro y un aire acondicionado puesto en 17 grados, además de tres heladeras de diferentes tamaños para guardar bebidas y hielo. Para comer pidió sashimi de atún para antes del show y sándwich de pavo para después de finalizar.
El cantante, que supo ser un ícono de los 90, interpretará sus éxitos infaltables, como The Dope Show, The Beautiful People y Sweet Dreams, y hasta quizás adelante algún tema de su próximo disco, que ya tiene nombre y fecha de lanzamiento: Say10 aparecerá en febrero de 2017.

El cierre de la noche estará a cargo de Rammstein. El show está anunciado para las 21.30 en el escenario principal. La banda alemana no edita material nuevo desde 2009, cuando salió Liebe ist für alle da, su último trabajo de estudio, aunque su cantante, Till Lindeman, sí estuvo ocupado y lanzó el año pasado Skills in Pills junto al multiinstrumentista Peter Tägtgren. En mayo de este año la banda se reunió para una gira europea, que continuó en Norteamérica y ahora los trae de nuevo al país con la intención de repetir las excelentes repercusiones de su concierto de 2010 en el estadio de Racing. Seguramente no faltará en su lista de temas Te quiero puta!, un clásico en los países de habla hispana.

Además de los tres escenarios, el predio ofrecerá estacionamiento pago (se recomienda llegar temprano, en ambos accesos suele haber embotellamiento), stands de comidas, bebidas y merchandising, zonas para descansar, baños y un Beer Garden, un área exclusiva para el consumo de bebidas alcohólicas. Todo para pasar un día a puro rock y metal.

Patricio Durán