ESPECTACULOS MORENO VELOSO


“Me gusta ser hijo de Caetano”

El artista brasileño, que se presenta hoy en La Ballena Azul del CCK, explica cómo sus canciones llegaron a Hollywood y cómo le cambió la vida haberse convertido en padre.

Herencia. En concierto junto a su padre, el gran Caetano Veloso.
Herencia. En concierto junto a su padre, el gran Caetano Veloso. Foto:Lucila Ivanovskyg
Si bien Moreno Veloso aún es conocido entre el público masivo por ser el hijo del icónico Caetano, ya a sus 43 años hace rato tiene vuelo propio, y cuenta con varios trabajos en su haber, tanto en el rol de intérprete como en el de productor. En charla telefónica con Perfil desde su hogar en Río de Janeiro, confiesa en perfecto español: “Soy admirador de la música de mi padre. Ser su hijo es lo más normal del mundo para mí y, de hecho, me gusta”. Con respecto al show que dará esta noche a las 20 en el Centro Cultural Kirchner, aclara sin vueltas: “Tocar en Buenos Aires siempre es una alegría muy grande, porque es uno de los mejores sitios musicales para tocar en el mundo. Estamos felices de volver”. La excusa será presentar su más reciente álbum, titulado Coisa Boa. “Estuve anteriormente en el CCK junto a Juana Molina y fue buenísimo. La Ballena Azul es una sala muy bonita, muy impresionante”, dice con entusiasmo.

Con una banda integrada por Pedro Sá en guitarra, Rafael Rocha en batería y percusión y Bruno Di Lullo en bajo, Moreno suena ansioso por salir a mostrar el material en suelo argentino: “Tocar en Buenos Aires es una experiencia fuerte, porque la gente es muy pasional, es una presencia constante, y siempre me parece que prestan mucha atención a todo, a la música y a las composiciones. Para nosotros que somos músicos, tocar ahí es algo muy bueno”, confiesa. De neto corte intimista pero al mismo tiempo experimental, Coisa Boa transmite una serenidad especial, que en parte pareciera provenir del hecho de haber sido ideado y grabado en Salvador de Bahía, el lugar donde nació y creció el artista. “Bahía tiene una atmósfera más dulce y tranquila, y creo que se nota en el disco”, dice. Al consultarle si éste es su disco más personal en lo que va de su carrera, Veloso asiente y explica: “En medio de este álbum yo y varios amigos fuimos padres. Tener hijos marcó una diferencia grande, y se nota en mi música, en las canciones, en los arreglos, en todo”.

—A dos años de haber editado “Coisa Boa”, ¿cómo lo ves a la distancia?
—Bueno, ahora mis hijos son un poquito más grandes (risas). El disco está dedicado a ellos y, de hecho, Coisa Boa es una canción de cuna que yo les cantaba a ellos para dormir. De todas maneras, la sensación al tocar el disco es la misma. Me gustan muchísimo las canciones, y a mis hijos también; tiene una energía muy fuerte para nosotros.
—¿Cómo fue la experiencia de componer en japonés “Onaji Sora”, la canción que cierra el disco?
—Lo compuse junto con la cantante Takako Minekawa. Conozco Japón desde hace muchos años, y me encanta. Sabía pocas cosas de su cultura. Básicamente algunas de sus artes marciales, porque se practican mucho en Brasil, y también algo de su gastronomía. Y al viajar me enamoré del país. Tienen una estética impresionante y también escucho mucha música contemporánea de allá. Hasta estudié un poco el idioma, lo cual me vino muy bien para los shows que dimos allá, ya que me podía comunicar. Tuve la oportunidad de conocer a Cornelius, uno de los artistas más interesantes de Japón.

Leandro Bortesi