ESPECTACULOS JULIAN SERRANO Y LAURA LAPRIDA

Millennials románticos y sexies

La pareja cuenta la historia de amor joven de Golpe al corazón, la nueva tira de Telefe. El actor, de 23 años, dice que tendrán escenas de sexo y se confiesa adicto a los noticieros. La actriz, de 27, revela que junto a su compañero rodará un film con Luisana Lopilato.

BELLOS. Julián Serrano, de youtuber a galancito de TV. Laura Laprida, de 27 años, volvió a Telefe.
BELLOS. Julián Serrano, de youtuber a galancito de TV. Laura Laprida, de 27 años, volvió a Telefe. Foto:cuarterolo

Golpe al corazón es la última tira nacional del año de Telefe luego del levantamiento de Fanny la fan, y tuvo un arranque soñado: el lunes logró 16,1 puntos de rating, y el martes fue lo más visto, con 15,8 puntos con los que venció a Las Estrellas (15,6), El Sultán (15,3) y ShowMatch (15). Dentro del extenso elenco, Julián Serrano y Laura Laprida aportan frescura y sensualidad a la trama novelesca creada por Quique Estevanez. “Me encantó, me enganchó, me emocionó, y creo que a la gente, espero, le va a pasar lo mismo”, desea Serrano. “Somos 24 personajes, un elencazo, y es difícil saber cuántas escenas grabamos por día. A veces tenemos dos escenas, y otro día, 12”, cuenta Laprida tras almorzar en el bar de Estudios Pampa.

—¿Qué creen que tiene de distinto “Golpe al corazón” respecto de otras telenovelas?

LAPRIDA:  Tiene romance, comedia, drama. Todo junto. Un poco se conoció esta semana, pero faltan tocar temas muy reales como los veteranos de guerra de Malvinas, el poder de la mujer, el abuso, en que uno se puede sentir identificado. Y creo que uno de sus fuertes es que tiene varias historias de amor, incluida la de nuestros personajes.

Serrano, de 23 años, se muestra muchísimo más relajado que su compañera a la hora de contestar sobre si tendrán escenas de sexo a lo largo de la historia. “Sí, la tendremos –responde–. Sabemos que están en los guiones, pero todavía no las grabamos, recién empieza nuestra historia de amor”. Laprida, de 27 años, denota incomodidad, se pone seria: “No develemos el misterio, además, realmente estoy cansada de hablar de escenas de sexo después de la que hice en Historia de un clan”.

—El 57% de las personas que miran televisión abierta son mayores de 50 años, casi no hay público joven, ¿es problema de la oferta o que ya los jóvenes abandonaron definitivamente el control remoto?

SERRANO: No hay que ver todo televisión versus internet. Si estás haciendo algo interesante, si el contenido es bueno, se va a ver en la tele, on demand o internet. Es cuestión de saber manejarlo. Sí hay un cambio del modo de mirar televisión, y tenés que unir televisión, con redes sociales y on demand.

—¿Qué diferencias notan entre el público de internet y el de la televisión?

S: En cierto punto las cosas que están en internet quedan para siempre. Ahora me reconocen las chicas en la calle, y cuando empecé a subir videos esas chicas tenían cinco años, no me veían. Y quizás no subo videos en meses y me siguen reconociendo. No puedo creerlo. Ahí te das cuenta que internet te posiciona, porque un día estás en prime time y al otro día nunca más. Internet te da ese poder y la televisión potencia todo.

L: Creo que los jóvenes se van a enganchar con nuestra historia y con la novela. Les va a divertir, es colorida, y mi personaje se ve real cuando está con él. Me parece que es súper atractivo para jóvenes y también para grandes.

—Competirán contra Tinelli, ¿miran lo que tienen enfrente?

L: A la competencia no la miro, no me gusta el programa que hay. Sí soy adicta a Grey’s Anatomy, me hago mi comidita y le pongo mute a mi novio. Es televisión, es el cable. Netflix lleva mucho tiempo, es diferente, prefiero esperar el día de mi serie preferida.

S: Es raro pero miro muchos noticieros y me encanta leer noticias en Twitter. Soy adicto a las noticias. Me encanta saber qué pasa en la política, soy comprometido políticamente, no lo hablo en público pero me gusta charlarlo con mis amigos, mi familia, porque si pago impuestos quiero saber adónde va mi plata.


Filmarán con Lopilato

De una computadora en su Paraná natal a las manos mágicas de Cris Morena. Julián Serrano mostró un talento y carisma único como youtuber, aptitudes suficientes para que la productora lo convocara para Aliados, la ficción que protagonizaba Peter Lanzani, y su ex, Oriana Sabatini. “Estoy disfrutando de la soltería. Estoy bien, de vez en cuando nos mandamos mensajes con Ori contándonos cómo estamos. Tenemos esa relación, buena onda”, aclara. De gran vínculo familiar con sus padres y su hermana, que viven en Paraná, dice que no piensan, por ahora, mudarse a Buenos Aires. “Mis viejos son abogados, tienen su trabajo de toda la vida allá. A mi papá le gustaría vivir en una ciudad más grande, pero tiene sus amigos, su trabajo, quizás cuando se jubilen... Hace poco me mudé a La Lucila, estoy muy bien. Los fines de semana salgo con mis amigos de acá, voy a un evento. A Paraná vuelvo cada dos o tres meses”.

Laura Laprida nació en Capital Federal, es hija de María Eugenia Fernández Rousse, una de las Trillizas de Oro, y está de novia con Eugenio, un joven carpintero que conoció cuando fue a hacerle un trabajo a su casa. “Estoy feliz, muy bien. Llevamos un año y medio de noviazgo y convivimos desde hace cinco meses”.

Ambos actores tienen la mira puesta en el cine. “Me gustaría hacer películas nacionales y extranjeras. Hacemos castings y andamos en la búsqueda. En octubre con Juli vamos a trabajar en nuestra primera película, seremos parte de Perdidas, que protagonizará Luisana Lopilato”, cuenta Laprida.  “Me gustaría seguir también por la música urbana –agrega Serrano–. Estoy por lanzar tres canciones que fui a grabar a Colombia, y después haremos gira con la banda por el interior del país”.