ESPECTACULOS JOAQUIN LEVINTON

“Nosotros tocábamos muy mal”

El cantante de Turf dice que en la banda ya no se pelean porque crecieron y supieron hacer sus caminos. Cree que a la gente le cuesta reparar en la música por los problemas cotidianos.

Acordes. En el Personal Fest el líder de Turf dijo que no le interesa que rock y política se vinculen. Le gusta The Clash pero teme que en español suenen como la Bersuit.
Acordes. En el Personal Fest el líder de Turf dijo que no le interesa que rock y política se vinculen. Le gusta The Clash pero teme que en español suenen como la Bersuit. Foto:Gza. Personal Fest
Joaquín Levinton sabe de hits. Eso implica, hoy, después del retorno en el 2016, que Turf sabe de hits. El mismo lo dice a la hora de referirse a Kurt Cobain y La canción del supermercado, los dos hits que la banda generó en el 2016 y que son la alfombra roja a su futuro álbum. El mismo Levinton, entre recital y recital (la banda ha tocado en el Personal Rock, en la costa, en Paraguay, en Córdoba), lo dice: “Kurt Cobain fue el tema que más sonó el tiempo pasado. A este nivel, yo estoy re-feliz.” Ahora la banda se presenta el 27/02 en Litoral Rock, en Sauce Viejo, Santa Fe, junto a Fito Páez, Guasones, Carajo y también será parte de la edición 2017 del Lollapalooza local.
—¿Cómo se siente la banda después de su vuelta?
—Mejor que nunca. Ahora tenemos la experiencia de haber logrado un montón, de ser más grandes, de haber vivido cosas por nuestro lado que nos enriquecieron musicalmente a cada uno, saber que podemos llevarnos bien y no pensar en pelearse (porque uno sabe que pelearse ya lo hizo). Sabés los lugares donde están los problemas, entonces sabes que ahí no te tenés que meter.
—¿Turf es una banda de recitales, que funciona más allá de sus álbumes?
—Turf es un grupo que cuando toca en vivo lo favorece. Tiene muchas canciones que la gente sabe, y que cuando suenan en vivo hacen que la gente se sienta involucrada, que valga la pena juntarse a escuchar, que sea especial. Cantar a la vez, todos, es muy loco. Porque no suele pasar. Siempre es una buena convocatoria ir a ver a Turf. Inevitablemente vas a pasarla bien.
—¿Cómo ves al rock argentino hoy?
—Hay grupos nuevos, hay grupos que son buenos, conozco algunos, tengo amigos que tienen otros y suenan bien. La novedad es que cuando yo tenía 20 años, o 15, o el comienzo de Turf inclusive, tocábamos muy mal. Existían lo que se llamaban las bandas amateurs, que están aprendiendo a tocar. Ahora, a partir de tanta información, los pibes saben muchísimo de música al toque. Escuchan a los Sex Pistols a los ocho años, y tocan bien, muy bien, suelen ser buenísimas las bandas. Y originales, porque al tener un gusto tan amplio, tenes ahí la influencia de escuchar cien temas de cien discos en una semana.
—¿Qué te sigue llevando a ser cantante de una banda como Turf?
—Eso se me fue. No, mentira, mentira. A mí me encanta. Amo las canciones que yo hago, en el mejor sentido, el de amar lo que se hace. La música nunca te termina de aburrir, porque es como la lectura, nunca terminás de leer, no hay fin posible. Es simple para mí, tan simple como indagar en mi curiosidad. Un montón de gente no escucha. Incluso hasta temas de grupos que le gustan, temas nuevos. Pero es comprensible, con todos los quilombos que la gente tiene, se hace difícil reparar en lo que pasa en la música.
—¿Qué opinás de la situación de Cristian Aldana, el cantante de El otro yo, denunciado por violencia de género?
—Yo lo conozco a Cristian, y lo que yo conozco de él, que es haber cruzado palabra y haber compartido recitales, no he visto nunca eso que dicen que hizo. Al contrario, yo lo que conozco es un recontra buen tipo. Pero sólo te puedo hablar de la parte que yo conozco de él.

Juan Manuel Dominguez