ESPECTACULOS TEATRO


Off, on, éxito

PERFIL COMPLETO

El 4 de agosto estreno mi nueva obra, Falladas, en el Multiteatro. Fue en esa misma sala donde hace más de diez años debuté con mi primer éxito comercial, En la cama, y nunca más desembarqué allí hasta esta nueva vuelta de la mano de una productora que apuesta a esta singular comedia que mezcla las mujeres y la psicología para lograr un espectáculo de humor terapéutico, catártico.
Ensayar una obra es una aventura y a mí me encantan las aventuras, desde siempre. Creo que por eso hago teatro. Creo que la aventura de cruzar los límites del off para bucear en el teatro comercial siempre me atrajo por mecanismo de seducción y de prueba. Creo ser un animal de teatro, que mamó de manera certera toda la autogestión del off y con ese bagaje desembarqué en el teatro comercial.
Una alquimia extraña siempre fui. Siempre me gustó mezclar gente, revalorizar nombres, hacer cruzar los circuitos y apuntar a la pérdida de prejuicios. Siempre ése fue mi sello.
Creo que la impronta popular que persiguen mis espectáculos la acarreo de cuando dentro del circuito más “alternativo” yo era el que cometía “el sacrilegio” buscando estrategias para que las salas del under donde presentaba mis cosas se llenaran.
En esta nueva aventura comercial mis aliadas son tres actrices a las que ya dirigí y las vuelvo a elegir. Cecilia Dopazo (hicimos 8 mujeres juntos), Andrea Politti (ya nos unió El secreto de la vida) y Martina Guzmán (fue una de las originales chicas de La casa de Bernarda Alba) que esta vez se combinan con las “nuevas” Laura Novoa y Patricia Palmer, dos actrices poderosas a las que les tenía ganas hace mucho y no se nos daba.
No es una casualidad este quinteto, es muy “del under” volver a llamar a las actrices con las que uno se entendió, como también es muy “del under” tener esa mirada totalitaria que me permite escribir el texto, soñar el espacio, gestar el equipo y hasta participar activamente de la campaña de comunicación.
Creo que yo hago teatro. Comercial, off, oficial, lo que sea. Hago teatro y punto. Trato de hacer buen teatro, sin que me condicione el circuito.
Hace escasos cuatro años que no genero un espectáculo under, pero no me imagino haciendo nada diferente a lo que hago cuando gesto y ensayo una obra comercial.
Yo soy el mismo. En el Multiteatro, en pleno off. En la televisión de culto o bailando en ShowMatch. Creo que el mundo del espectaculo tiene una única ley a la que me pliego: ser auténtico con vos mismo o te devoran los de afuera.
Y en eso estoy, ensayando lo que ojalá sea mi próxima gran alegría. Una obra en la que actuarán cinco mujeres poderosas a las que el trabajo las enciende tanto como a mí cada día.
Creo que Falladas es un pretexto perfecto para, una vez más, lograr la alquimia perfecta al mezclar mi cepa under con mi fibra comercial y entonces dejar que se encienda la mecha de la bomba teatral.
Creo que otras de las cosas fundamentales que cultivé en el under y por suerte pude traspasar a mi experiencia comercial es algo de la índole humana, de comunión, de rito grupal. Y más allá de las diferencias de “cartel” o de “carreras” de las actrices con las que trabajo, me gusta “aparear”. Creo que ese espíritu under de “lo hacemos entre todos”, se volvió una guía para mi trabajo.
Algo de la alquimia que pude lograr en obras exitosas que hoy tengo en escena como La casa de Bernarda Alba y Extinguidas (ambas de gira imparable recorriendo el país) o de Casa Valentina brillando en plena calle Corrientes hace casi siete meses, creo que se debe a mis “conocimientos” adquiridos en la escuela del under, donde lo más importante siempre fue el espectáculo, su calidad y su resultado y nunca poner peros por si tenía muchos o pocos recursos.
Creo que haber nacido en el under me guía en este presente tan comercial. Y quizás estar escribiendo estas líneas me hace preguntarme si no es momento ya de despuntar mi vicio de salto de circuito... y volver aunque sea por un rato al under alternativo del off. Buen plan, que quizás intente luego de hacer brillar con el éxito de las ganas logradas cuando el 4 de agosto dé a luz a mis nuevas Falladas en el hermoso teatro que me vio nacer al comercial.

 

*Director, actor y dramaturgo.



José María Muscari