ESPECTACULOS FOOD HUNTERS

Para superar la comida chatarra

Hoy Nickelodeon estrena su nuevo reality show de cocina protagonizado por niños. PERFIL estuvo en las grabaciones en Miami, donde 88 niños compiten por un viaje.

Equipo. La chef Lorena García, rodeada de participantes de Food Hunters. El premio es un viaje al Hotel Nickelodeon de Punta Cana.
Equipo. La chef Lorena García, rodeada de participantes de Food Hunters. El premio es un viaje al Hotel Nickelodeon de Punta Cana. Foto:Gza. Pulpo
Si algo resume las grabaciones de Food Hunters, el reality culinario que se estrena mañana a las 19.30 por Nickelodeon, es que los chicos corren. Corren, a veces sobre barro, en la huerta edificada en las afueras de Miami, en las distintas pruebas que deben afrontar para seguir compitiendo. Corren también en la cocina, montada en el impresionante estudio que edificó Viacom en pleno centro de la ciudad que inmortalizara Tony Montana –ver recuadro–. Hay vértigo, y el imperioso deseo de llegar a la final.

La dinámica del envío es simple: cuatro equipos conformados por dos niños de entre 11 y 13 años –siempre de distintos países latinoamericanos, y una de las particularidades del programa es que al menos en las grabaciones que presenció PERFIL cada chico cocina lo que quiere a partir de los ingredientes de que dispone, con lo cual se conforma un menú multicultural– se enfrentan en un programa, eso se reproduce a lo largo de 11 envíos de 45 minutos –para los que se graban alrededor de 16 horas–, y finalmente habrá dos finales donde se enfrentarán los ganadores de cada certamen previo. El objetivo, además de salir en televisión, es el premio de que el triunfador viaje con su familia al Hotel Nickelodeon que se edificó en Punta Cana. Los ganadores de las etapas previas obtienen, en cambio, una beca para estudiar cocina.

El proyecto, presentado a la cadena por la chef venezolana Lorena García, fue aprobado por la gerenta de Nickelodeon Latinoamérica, Tatiana Rodríguez, y ya antes del estreno consiguió vender el formato a la casa matriz para que se realice con niños estadounidenses.
“Somos lo que comemos”, repetirá la chef Lorena, conductora del ciclo, quien reconoce que la centralidad que ha ocupado lo culinario en los medios se ha dado fundamentalmente en la última década por empuje de la televisión. “Antes, la comida era gasolina para mantener funcionando el cuerpo, y en los últimos años ha pasado a ser una experiencia, un arte culinario”, explica. Algo de experiencia tiene: en Colombia “les enseñamos cómo comer saludablemente a niños de las escuelas públicas; aprender a ser más abiertos con la comida es tan importante como aprender matemática”. En relación con el envío, asegura que el principal objetivo es “que los niños entiendan que la comida no viene del supermercado, por eso es importante la etapa inicial de los juegos en la huerta”.

Para conformar el elenco de participantes, Nickelodeon promocionó la convocatoria a través de su canal y consiguió más de 500 postulantes, de los cuales quedaron seleccionados 88, entre titulares y suplentes. Los contendientes viajan con un acompañante desde su país de origen a una estadía estimada de cinco días, y en los ratos libres entre grabación y grabación asisten al aula/escuela construida en el mismo edificio de los estudios, donde pedagogos les dan clases para que no pierdan contenidos de sus escuelas de origen, a las que volverán contentos y sobre todo agrandados para decirles a sus compañeritos que podrán verlos en televisión.


Estudio imponente

El resultado de los estudios que utiliza Viacom es imponente. No sólo porque se inauguró el año pasado y las paredes y pisos aún se mantienen relucientes –literalmente–. Un gigante de cemento casi en el centro de Miami, que alberga tanto estudios de última generación para grabar los programas como salas de edición que parecen salidas de la NASA, y un estudio específico para desarrollar los contenidos de multiplataforma.

Una curiosidad es que el edificio fue construido por el estado de Miami, y Viacom lo alquila con el sistema de leasing –el mismo que en Estados Unidos hace que muchísima gente tenga automóviles último modelo–. La empresa amortiza costos al usar los estudios no sólo para lo que genera Nickelodeon –han realizado una telenovela infantil para Latinoamérica– sino para el resto de las señales de Viacom –entre las que se destaca la señal de cable MTV–.

*Desde Miami

Diego Grillo Trubba