ESPECTACULOS

“Persegui a Damian Szifron”

PERFIL COMPLETO

Entre el vasto historial de Santaolalla no figuraba una película como El libro de la vida: “Fue un año de primeras veces: de animación sólo había hecho Evita de la Argentina, una película pequeña con otra animación y otro estilo. Y antes de Relatos salvajes no había hecho una película argentina que no fuera de animación”. Entre sus futuros proyectos habla de Jane the Virgin, “una serie de televisión que se está por estrenar ahora, con música mía y de un amigo, Kevin Kiner”.
Al recordar su participación en El libro de la vida se ríe: “A Guillermo (Del Toro) lo conozco hace rato, pero desde hace año y medio que estamos trabajando juntos y es un absoluto placer. Este año también tuve la suerte de estar involucrado en Relatos salvajes. Perseguí a Szifrón para poder estar”. ¿Cómo es eso de que Santaolalla, el productor que convierte en éxito todo lo que toca, tuvo que correr a Damián Szifrón para hacer la banda de sonido de la película récord de las salas de cine de Argentina?  “Al principio hubo una cosa rara: no entendí muy bien de qué se trataba la película. No me contactó Damián directamente. Un amigo en común me dijo que tenía que leer el guión. Me lo pasó, lo leí, y me volví loco. Nos encontramos en un festival de cine, donde yo estaba de jurado, y pegamos onda inmediatamente”. Y agrega: “Creo que tanto El libro de la vida como Relatos salvajes tienen una universalidad, de mostrar situaciones límite a las que una persona puede llegar”. Santaolalla ha compuesto este año su primer musical, Arrabal, y se encuentra componiendo una adaptación de Broadway de El laberinto del fauno: “Uno de los sueños de mi vida siempre fue componer un musical. Desde que vi West Side Story siempre fui fan del género y es un placer poder trabajar en él”.

J.M.D.