ESPECTACULOS ANDREA BONELLI

“‘ShowMatch’ te produce adrenalina”

La actriz, que estrenó Gigoló, asegura que es demasiado difícil hacer televisión y teatro a la vez. Detalla su trabajo de acercar arte escénico a barrios carenciados.

PERFIL COMPLETO

Foto:Sergio Piemonte
E l proyecto se inició en el 2014, cuando la directora Susana Toscano le alcanzó el texto de Gigoló de Enrique García Velloso. Andrea Bonelli no dudó, se bajó de La casa de Bernarda Alba luego de un año y medio de trabajo. “Fue muy intensa la experiencia –subraya–, tuvimos que salir adelante después de la muerte de Norma Pons”. Ahora encarnará una obra estrenada por Blanca Podestá en 1925 y que nunca antes se había reestrenado. “Creo que la adaptación de Toscano buscó un poco de síntesis –cuenta Bonelli– para acercarla más al público actual, pero el lenguaje y la época es la misma”.
Siente orgullo por el elenco que integra junto a Martín Slipak, Pablo Cedrón, Víctor Hugo Vieyra, Pepe Novoa, María Ibarreta, Esteban Prol, Luna Pérez Lening, Susana Varela, Lisandro Zárate Giménez y Matías Poloni.
—¿El texto de 1925 resulta hoy actual?
—La obra es un retrato social de esa época. Muestra una pasión, y las relaciones humanas son atemporales. Aparece el tema de la cocaína, que no me imaginaba que pudiese tratarse de esta manera, como también se habla de la morfina y el opio. En esos tiempos se vendía en las farmacias y Merck era el laboratorio que las distribuía.
—¿Aparece un triángulo amoroso?
—Aquí son más, hay varios hombres en conflicto por ella, está el gigoló, el amante que la mantiene, y un marido que vuelve. No hay personajes menores, ella tiene dos amigos, uno que es casi su padre y otro que podría asociarse con un hermano. El dramaturgo mostró una clase social muy alta.
—¿Por qué cantando tan bien no integraste elencos de musicales?
—La comedia musical es un mundo y nunca hice un casting, pero se puede dar en cualquier momento. En las obras que vine haciendo no se daba, pero para Gigoló grabé una milonga que se escuchará entre acto y acto. Hace mucho que vengo haciendo teatro, pasando de un espectáculo a otro sin pausa.
—¿Y la televisión?
—Me gusta mucho, pero no puedo hacer teatro y grabar al mismo tiempo. Sólo acepto participaciones, como el año pasado que hice Guapas, La celebración o Graduados. Acepto si es sólo una semana o un mes de grabaciones y corridas. Varias veces mi representante me sugirió ir a Tu cara me suena, pero hasta ahora no hubo una propuesta concreta. Son programas muy difíciles para hacer con otro trabajo en paralelo. Es complicadísimo y con el nivel de exigencia que tengo con mis trabajos me sería imposible hacerlo con el teatro. Tal vez podría hacer una sola participación.
—¿Irías a ‘Bailando por un sueño’?
—Me mato en la primera semana… Hace mucho que no bailo, aunque estudié de chica en la escuela del Teatro Colón. Pero no sé si lo haría. Mi límite es creer en lo que hago. Me gustan los desafíos. Bailé dos veces en lo de Tinelli, pero amparada en el personaje Chichita de Los Roldán. Es un programa que te produce mucha adrenalina, un show en vivo y puro entretenimiento. Ojo, no lo veo mal, entretener me parece bien, lo que me parece mal es si sólo existe eso en todos los canales. Si hay muchas propuestas, ficción, programas periodísticos y entretenimiento, me parece bien. Si el papel que me proponen no me atrae, no lo hago. Acepto los riesgos.

Ana Seoane