ESPECTACULOS ‘GAME OF THRONES’


Streaming para batir récords

El estreno de la sexta temporada fue visto por casi ocho millones de personas por cable, y si se cuenta a quienes usaron HBO Now, marca un récord histórico para la serie y la señal.

PERFIL COMPLETO


Foto:Gza. HBO

Según los datos difundidos por la encuestadora y medidora de audiencias norteamericana Nielsen, el último domingo en Estados Unidos 7.944.000 personas vieron por medio de su conexión al cable The Red Woman, el episodio con el que debutó la sexta temporada de Game of Thrones. El dato resulta relevante, sobre todo porque sólo con ese número HBO no puede jactarse de haber batido su récord, tal como venía haciendo con los estrenos de cada temporada desde el inicio de la serie el 9 de mayo de 2011.

No es casual, entonces, que la empresa se apresurase a comunicar que esos casi ocho millones de personas que vieron un capítulo en el que pasó poco y nada –fue, por sobre todas las cosas, un pantallazo acerca de en qué situación se encuentran casi todos los principales personajes, incluso obviando a algunos, como Bran Stark y Samuel Tarly– se transforman, si se agrega a los usuarios de los servicios de streaming que ofrece la empresa (HBO Go y HBO Now), en 10.700.000 personas, y sí, es un récord, ya que el estreno de la temporada anterior, tomando en cuenta a los mismos grupos de usuarios, había sido de 9.800.000 personas. Con este método de cálculo, The Red Woman incluso supera en casi 4% al episodio más visto en la historia de la serie, la season finale del año pasado con la muerte de Jon Snow, que había sido visto por 10.300.000 personas. En otras palabras: crecer a base de batir récords sigue siendo posible para HBO. Por lo menos con las cifras que difunde la propia empresa, ya que no hay medidoras que estén llevando por ahora el rating del streaming.

Hay, sin embargo, otras formas de ver los datos.
La primera sería “el vaso medio vacío”. Es decir, que para batir el récord HBO haya tenido que apelar a la medición del streaming indica que la audiencia de Game of Thrones puede seguir creciendo, pero también que la comercialización de servicios de televisión por cable alcanzó su techo, ya que esas mediciones se mantuvieron casi idénticas –bajaron sólo 53 mil personas, casi un error estadístico–, mientras las cifras generales crecieron. Son luces, si no rojas, al menos amarillas para el servicio de televisión por cable.

La otra forma de analizar las cifras es apreciar el crecimiento arrasador del servicio de streaming, al menos en este caso y con las cifras difundidas por HBO: el estreno lo vieron 2.760.000 personas por esta vía, el 26% del total. Un año antes, el consumo vía streaming había significado el 18% del total. En sólo doce meses, esa forma de ver el estreno de la serie creció 53%.

Si bien es prematuro afirmar que el streaming puede enfrentar a la piratería –Game of Thrones es, cada año, la serie con más descargas ilegales–, lo cierto es que HBO parece haber centrado su apuesta en eso. HBO Now, el servicio de streaming sin necesidad de tener abono de servicio de cable, se expande territorialmente: ya se comercializa en Estados Unidos y México, y a fin de año llega a nuestro país.
Otro juego de tronos.



Diego Grillo Trubba