ESPECTACULOS

Su mama, su fundacion

PERFIL COMPLETO

La Fundación Julio Bocca ofrece, en sus sedes en Capital, San Isidro (junto a Claudio Marangoni) y ahora en Pilar, clases de danza y comedia musical y apoya con becas a estudiantes de la Argentina. Entre 2012 y 2013, cambió su organización: Julio pasó a ser una suerte de director espiritual; Ricky Pashkus, histórico coequiper de Bocca, se desvinculó, y la presidencia recaló en Nancy Bocca, madre del bailarín, con más de 70 años y medio siglo como docente de danza. Julio explica: “Le pasé la posta a mi mamá porque, desde que me fui a vivir a Montevideo, se me complicaba controlar la Fundación; quiero abarcar menos cosas. Mi vieja es la persona de más confianza que va cuidar a los maestros, la disciplina, el orden. Ella está chocha; parece que rejuveneció veinte años”. Nancy agrega: “Cuando asumí en septiembre del año pasado, teníamos el agua por el cuello porque había deudas, pero ya estamos mejor. Y a él lo veo muy bien. Si quiero, mañana me voy para allá [Uruguay], veo el nuevo ballet que hizo y me vuelvo a los dos días. Y él hace sus escapadas para acá, aunque nadie lo sabe. Me gustaría que estuviera más en la Argentina, siempre que pudiera hacer lo que sabe, lo que le gusta y lo que aprendió durante tantos años. Ahora, todo eso lo está invirtiendo en Uruguay: allí creen en él. En la Argentina, tiene que empezar a haber gente que confíe en nosotros. Hay gente que nos ayuda; a otros les cuesta: piensan que porque él no está… Pero él hace su vida, y otras personas estamos a cargo de ayudar a chicos argentinos a que puedan formarse artísticamente”.



A.M.