ESPECTACULOS SHOWMATCH 2015

Tinelli ayuda al rating de El Trece

Las tres primeros programas midieron más que el trío inicial del año pasado, en un canal que gracias a Las mil y una noches aumentó su audiencia. Los candidatos, el rating más bajo del envío inaugural.

PERFIL COMPLETO

Foto:Gentileza Ideas del Sur

Cuando el lunes a las 22:38 atronó el clásico “Buenas noches América”, se materializó el regreso formal de Marcelo Tinelli a la televisión argentina. ShowMatch había recibido un rating de 24,5 de su programa antecesor, Las mil y una noches, y enseguida lo subió a 29,7; y según Ibope la audiencia continuó aumentando con la apertura “homenaje” a Forrest Gump y el resto de las presentaciones.

El inicio del declive ese día fue a las 23:30, casualmente (o no) cuando comenzaron a desfilar los precandidatos presidenciales Daniel Scioli, Mauricio Macri y Sergio Massa, todos ellos acompañados de sus respectivas cónyuges. La idea de mostrar matrimonios idílicos –tan diferentes a los reales de la audiencia–, sumado a que se iba haciendo tarde –Massa ingresó casi en la función trasnoche–, marcaron una cuesta abajo en términos de rating –siempre, según Ibope–. Un dato no menor para el año electoral en marcha.

Más allá del debut. Al día siguiente, ya con el concurso de baile que durará todo el año, ShowMatch promedió 27,9 puntos según Ibope, que el miércoles bajaron a 20,1 puntos. Un dato no menor en la baja del tercer envío es que se emitió un día que tradicionalmente no sale al aire –el jueves ocupaba la pantalla de El Trece el partido en la Bombonera con un nuevo bochorno futbolístico– y que el público puede no haberse enterado del cambio, pero también es cierto que tradicionalmente el rating del programa desciende luego del estreno. Si se observa la infografía, puede detectarse que el tercer programa –por cuyas cifras muchos se rasgaron las vestiduras en los pasillos de El Trece– hizo un rating superior al tercero del año pasado, aunque este último en el 2014 fue el 1º de mayo, feriado que hace descender la audiencia. De hecho, los tres primeros programas tuvieron, según Ibope, una mayor audiencia que los envíos respectivos del año pasado.

Caliente versus frío. Esto marcaría un acierto de Tinelli con el programa, pero también uno de Adrián Suar como gerente de programación, ya que en verdad –como puede verse en la infografía– el canal que comanda es el único que aumentó su rating del año pasado. Telefe, Canal 9, América y la TV Pública, en mayor o menor medida, tuvieron una baja en su encendido. Aunque, claro, ninguno de esos canales cuenta con un batacazo como Las mil y una noches, que mejora el promedio general del canal y, además, aumenta el rating de otros productos de la programación. Si bien no es correcto hacer una traslación aritmética, sí es lógico presuponer que en el aumento de 1 punto en el rating de ShowMatch influya en buena medida el ascenso de 0,8 de la señal en lo que va del año.

Los clásicos gurúes televisivos enseñaban que en una pantalla “caliente” se entibian todos los productos, y en una “fría” es más difícil conseguir que alguno funcione.

Así, Las mil y una noches fue el golazo inesperado y Tinelli –al menos hasta ahora– colabora en que se mantenga el calor. Por lo menos, claro, hasta que el miércoles debute Entre caníbales, de Juan José Campanella, en la pantalla de Telefe, que sigue liderando pero pierde audiencia cuando uno repara en sus variaciones interanuales. Todo un desafío.



Diego Grillo Trubba