ESPECTACULOS JACOB COLLINS-LEVY

Un caballero para una serie con poder femenino

El actor participa de The White Princess, que mañana estrena Fox Premium, un drama de época donde la novedad es que lo más importante es la mirada de las mujeres.

Pensante. El actor considera que los dramas de la época de reyes y reinas permiten entender conflictos contemporáneos.
Pensante. El actor considera que los dramas de la época de reyes y reinas permiten entender conflictos contemporáneos. Foto:cedoc

El estreno de The White Princess (mañana a las 23.00, Fox Premium) deja en claro una cosa: la llegada de una nueva serie de época, muestra el gran momento de ese subgénero en las ficciones de todas las latitudes.  

 En este caso, la variante a series como Game of Thrones y Outlander no radica sólo en contar la real historia de Isabel de York y la disputa por el trono de Inglaterra durante la Edad Media y el Renacimiento (aunque claro, hay ciertas licencias para contar la Guerra de las Dos Rosas). El cambio radical es, como al mismo tiempo se está desarrollando en muchos otros ámbitos de las sociedades, que tanto delante como detrás de las cámaras el protagonismo lo tienen mujeres. Ya sea desde Jodie Comer, la protagonista, como la showrunner, Emma Frost (que ya participó de este mundo en La reina blanca), y Philippa Gregory, la autora del libro original, ése fue un motivo clave para el actor Jacob Collins-Levy, quien interpreta al rey y se lo confiesa a PERFIL en exclusiva:

—Este es mi primer gran rol, ya sea en cine como en televisión. Y estoy muy orgulloso. Lo más increíble del show es que finalmente podemos ver un drama de época contado desde la perspectiva de las mujeres. La historia (especialmente la de este período) siempre ha sido vista desde el punto de vista masculino, ya sea desde la cámara o los guiones. Este show pone fin a eso. Y eso sólo es posible porque el mundo en este momento lo permite, y es exactamente una de las cosas que necesitamos para mejorarlo: perspectiva femenina.

—En ese sentido, ¿cree que una serie así puede aportar o dejar en claro desde el punto de vista de la igualdad de género?

—Claro que sí. Es algo muy desafortunado. Me refiero al hecho de que las mujeres tengan que seguir peleando por su lugar en la sociedad. Anoche estábamos haciendo una conferencia con gente de Refinery 29, una publicación famosa de Nueva York. Emma Frost, la showrunner, decía que nuestra industria, la industria del entretenimiento, casi podría decirse que ha involucionado. Pero fuera de este campo, sí, creo que la lucha por la igualdad ha logrado grandes avances. Y nuestro show definitivamente lidia con eso y lo explora.

—Su show ha sido comparado con “Game of Thrones” ¿qué piensa de esa comparación?

—Creo que es casi imposible para un drama de época no ser comparado con Game of Thrones en estos momentos. Además, tenemos muchos actores que fueron parte del show, como Michelle Fairley, Essie Davis y Rebecca Benson. Y el libro de George R.R. Martin está basado en este mismo período histórico sobre el cual trabajamos. Pero creo que The White Princess realmente hace del punto femenino de vista un valor único. Creo que los fans de GoT van a disfrutar este show, pero también de inmediato se van a dar cuenta que es algo completamente distinto. Tiene su propia entidad.

—Habla del punto de vista femenino. ¿Ese fue un motivo clave para ser parte del show?

—Digamos que sí. Por supuesto. Son temas que me importan muchísimo como hombre. Creo que necesitamos más shows así, y creo que las cosas están empezando a cambiar. Tenemos shows como Outlander, Jessica Jones o incluso el nuestro que exploran la mirada femenina. Pero creo que necesitamos más y más. Todavía hay una batalla, pero eso es algo que, como hombre, me importa mucho. Necesitamos ver más proyectos como éste. Fue una razón fundamental para que yo sea parte del proyecto. Diez años atrás un show así no podría haber existido. Pero hoy es parte de un movimiento que va hacia otro lugar.

—¿Es optimista, en ese sentido?

—Creo que las cosas sólo pueden mejorar. Espero.


El peso del pasado en el presente

—¿Por qué cree que la gente se enamora con tanta fuerza de este tipo de historias?

—Creo que los fans siempre aparecen con este tipo de programas, los dramas de época. Creo que una de las razones es que estamos constantemente mirando al pasado, porque nos permite entender un poco mejor el presente. Por eso, creo que historias sobre la realeza, y sobre la historia siempre van a ser tan atrapantes. El concepto de base es clave: si nos olvidamos de lo que pasó, estamos destinados a repetirlo. Creo hay muchas lecciones que tienen que aprenderse cuando se mira un show que lidia con el pasado. Eso es lo que los ha hecho tan exitosos.

—¿Cuán difícil es para un actor empezar a trabajar en un show tan grande y no pensar en la posible fama y posibles roles grandes en la industria?

—No lo pondría en esos términos. Diría que son sólo proyectos que me atraen. No importa si es una película, una serie o una obra de teatro. Mi trabajo como actor siempre implica de mi lado ninguna otra cosa que confiar en la historia. Y creer que esa historia vale la pena ser contada.



Juan Manuel Domínguez