ESPECTACULOS

Un intelectual y un fanático de Racing

PERFIL COMPLETO

Creo que la partida de Sergio Renán es irreparable, porque era un hombre de una cultura y generosidad poco frecuentes. El dirigió mi obra Concierto de aniversario para el ciclo de Teatro Abierto 1983, en el teatro Margarita Xirgu, con grandes actores, que lamentablemente ya no están: Aldo Braga, José Manuel Tenuta y Jorge Petraglia. Con esa misma puesta en escena de Renán fuimos primero al Festival de Teatro de La Habana, en Cuba, en 1984, representando a la Argentina, y luego estuvimos en el Teatro Municipal de Lima, en Perú. En 1991 decidí reescribirla y le volví a pedir que la dirigiera, pero esta vez para la sala Casacuberta del Teatro San Martín, bajo el título de Cuarteto.

También fue el director de otra pieza mía en 1985: Sueño de náufrago, con Hugo Arana, Arturo Maly, Constanza Maral y Salo Pasik.
Quizá no se sepa que el director musical Mstislav Rostropovich pidió expresamente que Renán fuese su régisseur en la ópera Lady Macbeth para el Teatro Real de Madrid, en 2000. Esto marca el reconocimiento internacional que tenía Sergio. Nos hicimos muy amigos y paseábamos muchas veces por la avenida Corrientes, él compraba veinte  libros y a la semana los tenía todos leídos. Su cultura era impresionante. Era un intelectual pero además era un fanático de su club de fútbol: Racing. Siempre amenazaba con que si perdía su equipo se arrojaría de la fila más alta del estadio”.

*Autor de teatro, psicólogo y también violinista.



Eduardo Rovner