ESPECTACULOS WILL SMITH

Una celebrity suelta en Capital

El astro de Hollywood habló del chimichurri y de nuestras mujeres. Está rodando en Buenos Aires durante un mes.

PERFIL COMPLETO

Chile 440. San Telmo convulsionado. Una chica posee en sus manos un cartel sobre el Fresh Prince de Bel Air, el show con el que el por estos días porteño (y disfrutándolo) Will Smith fue lanzado a la fama. Los datos: Smith está en Buenos Aires filmando un tercio de Focus, film producido por Warner (que cuenta con la producción local de Kramer & Sigman) dirigido por Glen Ficarra y John Requa (Loco y estúpido amor) y junto a Rodrigo Santoro y Margot Robbie.
Ahora, los gritos dignos de un borracho universitario (entre agresivos y jocosos) de Smith que abrieron su conferencia de prensa del miércoles 20 dejaron entrever (sumado el constipado aviso de “sólo hacer preguntas de la película”, ese simpático ejercicio de censura previa) la alegría, radiactiva, del actor de Hombres de Negro. Obvio la negación a la pregunta personal va a los tobillos del reciente fracaso de taquilla mundial de Después de la Tierra (como si un flop pudiera opacar la potencia actoral de Smith, un actor que Hollywood se ha dado el gusto de no aprovechar y capaz de llenar de nobleza a cualquier personaje) pero aun así Smith, hablando en un español entre perfecto y consciente de sus imperfecciones, dijo “llevo cinco días y amo la ciudad, su energía… Es muy difícil irse a dormir por las noches, porque siempre hay algo para hacer. Voy a quedarme todo un mes, así que creo que no voy a dormir demasiado en los próximos días.”

De polera ocre, intensidad de alguien que sabe domina el cuerpo (y timing marcado por esa actitud, cuando sobre todo miraba a Santoro para ver si estaba hablando bien). “Esta es mi primera vez en la Argentina y me encanta Buenos Aires. Fuimos a un partido de polo... Tomé Malbec y mate.” Y como sosteniendo dos globos llenos de gelatina con sus sacudidas manos, añadió con esa complicidad que transmite en banda ancha “y las mujeres de esta ciudad son... muy inteligentes.” La visita a ver el Abierto de Polo de Palermo (junto a Ingrid Grudke: no hay que olvidar que el gossip americano insiste con su separación) el pasado domingo fue motivada con que “mi amigo Tommy Lee Jones siempre me hablaba de est (sic) país mientras filmábamos Men in Black, él es fanático del polo y ese es parte del motivo por el que quise ir a ver un partido apenas llegué. Tommy siempre hablaba de la belleza de esta ciudad, así que tratando de investigar su cultura y ver todo lo que tiene para ofrecer.”
Decían que venía de ver la noche anterior a Earth, Wind & Fire, y Smith, mostrando activamente inteligencia a determinadas preguntas de no mucha altura (ni intelectual, ni pizpireta, ni gossip: bajo ninguna escala) se reía de cuando le recordaron su carrera musical (“hace quince años que no hago un disco, pero es bueno que la gente se siga interesando”) o cuando se le preguntaron trámites respecto de su persona (Nicky, un estafador).

Por lo pronto, Smith sigue disfrutando mucho (a la salida de la conferencia, saludó a muchísima gente y prensa) y sigue bramando loas al chimichurri, las empanadas y la inteligencia de las mujeres argentinas.



J.M.D.