ESPECTACULOS EXCLUSIVO REVISTA CARAS


Wanda Nara es ama de casa en Moscú y dice: "No volvería a mostrar mi cuerpo"

Enamoradísima de Maxi López, cambió su look y se ocupa de organizar todos los detalles de su boda. Galería de imágenes.


Foto:Dyn
La infartante Wanda Nara ya no es la que era. Asegura que no volvería a mostrar su cuerpo y que –como buena católica- quiere cumplir con todos los ritos que marca la Iglesia para aquellos que quieren formalizar su amor frente al altar. Instalada en Moscú junto a su novio, el futbolista Maximiliano López, la rubia vedette pasa sus días cumpliendo a rajatabla su nuevo rol de ama de casa. Uno de los ritos diarios es, entonces, sorprender a su amor con recetas típicas de Argentina. Sin embargo, la situación le resulta bastante complicada. "Se me complica bastante hacer las compras. Tengo que andar siempre con mi traductora al lado, porque sino, no entiendo nada", le contó Nara a la revista Caras. Otra situación que la incomoda es la obsesión de las rusas de andar producidas todo el tiempo. "Hasta para ir al supermercado las mujeres se producen de pies a cabeza. Van con ropa de marca, con tacos y maquillaje desde las 8 de la mañana. Nada de jeans ni zapatillas. Yo tuve que abandonar ese look mío porque las primeras veces pensaban que mi empleada era la señora y yo la asistente", confiesa. A pesar de estar ocupada con las cuestiones domésticas, la ex concursante de Patinando por un sueño, se ocupa, también, a la distancia, de los preparativos de su boda. " Contratamos una wedding planer y nos comunicamos con ella permanentemente por la compu", revela. Para leer la entrevista completa, ingresar al sitio de la revista Caras.

Redacción de Perfil.com