ESPECTACULOS LOLLAPALOOZA

Woodstock, con yoga, veganos y rock and roll

Esta semana llega por primera vez al país el festival de Lollapalooza, que reunirá a más de 40 bandas. Red Hot Chilli Peppers, Soundgarden, Arcade Fire, New Order, Pixies, Juana Molina e IKV tocarán en el Hipódromo de San Isidro. Tickets, de $ 750 a  3.500 pesos.

PERFIL COMPLETO

Foto:TYT Group

En pocas horas se vivirá la primera edición local de Lollapalooza, festival de música surgido en Estados Unidos en 1991 que fue organizado por el cantante de Jane’s Addiction, Perry Farrel, con la idea de reunir bandas alternativas (indie, grunge, under, rock alternativo, punk, heavy metal, etc.) en un mismo lugar. Una especie de Woodstock moderno con cuatro escenarios principales distribuidos en un predio con una capacidad para 100 mil personas.

El 1 y 2 de abril pasarán más de cuarenta bandas entre nacionales e internacionales por el Hipódromo de San Isidro con un headliner que, en la previa, generó climax de expectativas ante su calidad en otras ediciones mundiales, pero que a otros han desencantado. La primera jornada estará encabezada por Arcade Fire, quienes a las 22 saldrán a ponerle la estocada final a la fecha en Main Stage 1. Antes, estarán los franceses Phoenix, Julian Casablancas (frontman de The Strokes) + The Voiz, Capital Cities, los uruguayos Onda Vaga y los rosarinos Intrépidos Navegantes. Main Stage 2: culminan los estadounidenses Nine Inch Nails, lo preceden Imagine Dragons, Cage The Elephant, la local Juana Molina, Sig Ragga, y abre al mediodía Walter Domínguez & The Catbu. Por su parte, New Order estará cerrando el escenario Alternativo a las 20,30. Antes, tocarán Lorde, Jake Bugg, Portugal. The Man, Zumbi y Aloe. El Perry’s Stage cierra a las 21.45 con Zedd y, previo a ellos, tocarán Kid Cudi, Wolfgang Gartner, Flux Pavilion, Flume, Nairobi, Dietrich y Franco V.

El miércoles, los californianos Red Hot Chili Peppers regresarán al país con un show que por contrato dice que no tocan más de 65 minutos y con el que estará poniéndole el broche de oro al festival en el Main Stage 1. Allí, también estarán los prestigiosos Pixies; Ellie Goulding, Jovanotti, los jóvenes punk argento Airbag y La Armada Cósmica. En Main Stage 2, tocará la banda de grunge de Seattle, Soundgarden, Vampire Weekend, Johnny Marr (ver aparte), El Mató a un Policía Motorizado, y abren bien temprano los percusionistas de La Bomba de Tiempo. Los argentinos Illya Kuryaki & The Valderramas dan el show final en el escenario Alternativo, en el que estarán AFI, Pez, Savages, Detonantes, mientras que en Perry’s Stage tocarán Axwell, The Bloody Beetroots, Krewella, Baauer, Perry/Etty vs Joachim Garraud, DJ Paul, RSVB, Búlgara.

“En Lollapalooza reinan los años 90 porque la música de hoy es pésima. Es obvio que hoy existe una nostalgia por los 90. De otra manera, ninguno de nosotros estaría aquí”, afirmó Ben Shepherd (45), bajista de Soundgarden, a La Tercera de Chile previo al festival realizado en el país trasandino, días antes de llegar a la Argentina.

La primera preventa de tickets generales realizada hace cinco meses se agotó en media hora a un valor muy accesible de $ 550 para las dos jornadas. La segunda preventa ($ 700) y tercera ($ 900) también están sold out hace tiempo, y sólo quedan las de $ 750 por día, lo que significaría poco menos de US$ 100, mientras que el pase doble cotiza a $ 1200 (US$ 149). Los sectores exclusivos cuestan $ 3500 por las dos fechas, lo que representa US$ 436, y por un sólo día en el sector VIP se eleva a $ 1900 (US$ 236,9). Los que adquieran este sector privilegiado (que no se encuentra cerca de los escenarios ni garantiza conocer a los músicos) tienen área de descanso, relax en lounge y terrazas, además de guardarropas, sectores con las marcas que sponsorean en el festival y vouchers gratis de bebidas y comidas. A diferencia de otros festivales, el costo del estacionamiento no viene incorporado en el valor del ticket: los fans deben comprar el servicio: pase dos días $ 350, mientras que por una fecha: $ 180.

Lollapalooza se destaca por ser una experiencia más allá de lo musical ofreciendo sectores con temáticas artísticas, de gastronomía para veganos, de actividades alternativas y de formación de conciencia, y otro espacio para los más chiquitos. El público encontrará en el espacio Espíritu Verde un sector para tomar conciencia sobre el cuidado del medio ambiente y la sustentabilidad, y el sector Kidzapalooza, donde los padres que asistan con sus hijos menores de diez años –ingresan sin cargo– contarán con contenidos y actividades especialmente pensadas para niños, aunque no funciona como guardería. El área infantil funcionará entre las 12 y las 18.30, y en ella los más pequeños podrán disfrutar de una tarde llena de música con los shows de Papando Moscas, Koufequin y Urraka. Además, los más chicos podrán participar de actividades especiales como clases de yoga para chicos junto a sus padres, talleres de realización de máscaras, instrumentos musicales y títeres con material reciclado, y hacer un mural comunitario. Y el toque rockero para los chiquitos es que podrán lookearse como sus estrellas de rock preferidas.

Además, estimula al público al reciclaje mediante el programa Rock 6 Recycle con personal especializado de universidades y ONGs que informarn de manera correcta sobre cómo descartar materiales.



Gustavo Méndez