ESTILO PERFIL

Cuál es la verdadera cara de Travis Fimmel

Deportista, ex modelo y luego vikingo. ¿Cuál te gusta más?

Travis Fimmel
Travis Fimmel Foto:CEDOC

“Calor Blanco” (White Heat). Ese fue el título (en letras catástrofe) de su primera gran tapa de revista. Era el año 2002 y Travis Fimmel ya era famoso como “el modelo de Calvin Klein” y de esa forma,  en cueros y con pelo largo, llegaba a la portada de W, nada menos que junto a la top absoluta Gisele Bündchen. Podría haber sido goleador de su deporte favorito (el fútbol australiano) pero una lesión en la pierna lo alejó de las canchas y lo convirtió en una suerte de galán errante. 


Trabajó en bares y gimnasios hasta que un buen día fue fichado por una agencia de modelos, que en muy poco tiempo le consiguió un jugoso contrato de exclusividad con Calvin Klein. Fue el mismísimo Steven Klein, fotógrafo de estrellas como Madonna y Lady Gaga, el que manifestó todo su interés en retratarlo para su primera campaña gráfica que, dispuesta en vía pública en enormes gigantografías, causó muchísimo furor y varios accidentes de tráfico. 


El dato: su look -entre pelilargo y metrosexual- fue la fuente de inspiración para crear el novio hot de Samantha (Kim Cattrall) en Sex and the city. Fue ese mismo physique du rol el que le abrió las puertas de Hollywood, ya que tras un casting exprés fue seleccionado para encarnar a un moderno  Tarzán en una fallida serie de 2003, producida por los estudios Warner, que duró apenas 8 capítulos. 


No obstante, este fanático de todo lo que sea outdoor (ya sea surf, camping  o pesca deportiva) quedó enganchado con la actuación y decidió que por ahí debía seguir su carrera. Y ¡eureka!, ahí estaba el destino para apoyarlo ya que enseguida se convirtió en uno de los galanes más codiciados de Hollywood, sobre todo gracias a su trabajo como Ragnar Lodbrok, el protagonista Vikingos, serie que en breve volverá a la pantalla chica aunque ahora enfocada en su descendencia. 


Solterísimo, Travis está a full de trabajo ya que a su nuevo proyecto junto a la señal History le acaba de sumar dos nuevos protagónicos en cine: Finding Steve Mcqueen (sobre un increíble robo a un banco en tiempos de Nixon) y Dreamland, en el que secundará a la también blonda y hermosa como él, Margot Robbie. “Mi idea es trabajar todo lo que pueda para algún día volver a las afueras de Melbourne, comprarme una granja ahí y hacer lo que más me gusta: vivir del campo”, sentenció una vez. ¿Seguirá pensando lo mismo?



Temas: