INNOVACION CAMBIAN LOS TRABAJOS

Cómo estudiar para adaptarse a la era de la automatización

Desde los peajes hasta los call centers, se espera que miles de puestos de trabajo sean reemplazados por máquinas. Educar será estimular la capacidad analítica.

DIAS CONTADOS. Empleos con alto grado de repetición podrán ser reemplazados por robots.
DIAS CONTADOS. Empleos con alto grado de repetición podrán ser reemplazados por robots. Foto:CEDOC PERFIL
La creciente automatización de los oficios en los últimos años sigue poniendo en riesgo millones de puestos de trabajo en todo el mundo y ya se coló como tema principal hasta en los congresos de educación, que debaten cómo modificar los contenidos para formar a los profesionales del futuro.

La automatización hace desaparecer progresivamente desde empleados de cabinas de peajes hasta cajeros de bancos y telemarketers. Por eso, los líderes educativos piensan que desarrollar habilidades analíticas será la clave para sobrevivir y conseguir trabajos de mayores ingresos con menores riesgos. Invitado por Microsoft, PERFIL estuvo en Ciudad de México a fines de octubre para la 4ª edición de Bett América Latina, un foro sobre educación y tecnología enfocado en la necesidad de adaptar las enseñanzas a la era digital.

El estadounidense Anthony Salcito, vicepresidente mundial de Educación de Microsoft, y el venezolano Alberto Bustamante, director regional del área, coincidieron en que “los trabajos que se puedan automatizar van a desaparecer” y, si bien “es difícil predecir” qué empleos se van a generar en los próximos años, “se debe desarrollar habilidades como la creatividad, el pensamiento crítico y la colaboración”.

“Hay que estimular la capacidad analítica, algo que la tecnología no pueda hacer”, definió Bustamante. El ejecutivo ejemplificó: “Hace cinco años no existían especialistas en redes sociales, que son quienes analizan comportamientos y captan publicidad; en un peaje, en cambio, no hay nada que analizar”.

Por otro lado, Salcito consideró que las políticas públicas “deben fomentar a los emprendedores” frente a la nueva economía del conocimiento, y citó el caso de Singapur, que antes basaba sus ingresos en la actividad portuaria y ahora, principalmente, en servicios financieros. Sin embargo, el estadounidense pidió que “no se les dé la espalda a las industrias tradicionales que son rentables, sino que se las revitalice a través del conocimiento”