INNOVACION VOLATIL, INCIERTO, COMPLEJO Y AMBIGUO


El mundo del trabajo se vuelca cada vez más al paradigma VICA

De la mano de las nuevas generaciones, se imponen en el ámbito laboral nuevas relaciones y organizaciones. Cómo sobrevivir.

PERFIL COMPLETO


Foto:cedoc

Desde hace algunas décadas, principalmente en los últimos veinte años, los avances tecnológicos modificaron –y seguirán haciéndolo– para siempre el mercado laboral: surgen nuevos empleos, cambian las características de los trabajadores y hasta los espacios laborales van transformándose y adaptándose a las exigencias modernas.
La típica imagen del trabajador de oficina yendo durante treinta o cuarenta años a cumplir funciones en el mismo sitio, con los mismos compañeros y prácticamente sin alteraciones sustanciales en su rutina, está definitivamente en jaque: internet, los teléfonos celulares y los dispositivos móviles y aplicaciones que surgieron en los últimos años han alterado para siempre este paradigma. De esta manera, en la actualidad son millones las personas en todo el mundo que trabajan –como emprendedores o contratados– “a distancia”, sin necesidad de estar presentes físicamente en ningún lugar determinado, y en muchos casos con tareas que ni existían hace unos años.
Como observa Alejandro Melamed, director general de Humanize Consulting y analista experto de las nuevas tendencias en el mercado laboral, “estos cambios y avances tecnológicos se ven directamente reflejados en las generaciones que han nacido con ellos, y por supuesto, en sus aspiraciones. Por ejemplo, hace unas décadas el sueño de muchos profesionales era ser empleados por alguna gran compañía y desempeñarse allí toda la vida. Hoy, las nuevas generaciones ya no piensan de ese modo y hasta ven como aburrido estar muchos años en un mismo lugar, porque buscan experiencias significativas diferentes permanentemente. Ello se puede brindar en la misma organización o bien – cuando no lo perciben– prefieren cambiar”, destaca. Lo que afirma Melamed se relaciona directamente con las generaciones que muchos llaman “Y” y “Z”, que nacieron junto con internet, los teléfonos celulares y los dispositivos móviles, y que en general desean trabajar de una manera distinta a la tradicional “de oficina”. “Es un mundo definido como VICA –resalta el profesional–: volátil, incierto, complejo y ambiguo, donde todo lo que hoy es nuevo en unos años podrá ser definitivamente obsoleto”, agrega.

 

‘Coworking’ dignifica

Los espacios de coworking son un claro ejemplo de las nuevas tendencias en el mercado laboral. Según muchos analistas, surgieron en el año 2005 en la ciudad estadounidense de San Francisco como respuesta a la demanda de emprendedores y trabajadores freelance ávidos de espacios de trabajo fuera de sus hogares y sin el compromiso económico que requiere una oficina tradicional.
Uri Iskin, director de HIT Cowork –una red de edificios que ofrecen espacios de trabajo para emprendedores que se conocen como de coworking–, indica: “Cada vez son más las compañías medianas y grandes que nos alquilan todo un piso o un espacio para grupos de empleados de distintas áreas. Esto permite que esas personas tengan experiencias nuevas”.



Luis Di Lorenzo