INNOVACION


La facturación electrónica puede transformar una empresa

PERFIL COMPLETO

Pensemos en lo que sucede con quien recibe una factura electrónica hoy. Llega, en la mayoría de los casos, vía e-mail en formato PDF, y para procesarla el receptor debe: imprimirla, tipear los datos a mano y archivarla. Este problema no sólo hace incurrir en costos que podrían no existir, sino también limita las proyecciones en cuanto a utilidades.
Las empresas, negocios e individuos, que logran dinamizar los flujos de facturación hacia sus clientes y desde sus proveedores sin intervención manual, por el solo hecho de hacerlo, comienzan disponer de información muy valiosa en tiempo real. Sus ERP o sistemas de gestión comienzan a generar stock, cuentas corrientes, contabilidad, impuestos, conciliaciones y todos los módulos asociados en tiempo real. Por ende, a conocer la balanza de ventas vs. compras o cobranza vs. deudas segundo a segundo, a minimizar el capital inmóvil en stock, descartar departamentos enteros de procesamiento de datos y repositorios de archivos en papel, realizar ventas precisas en función de disponibilidades reales tanto propias como de sus clientes, y hasta determinar si es necesario lanzar alguna oferta o incrementar sus precios, todo en tiempo real, y al alcance de un par de clicks.
Cada vez son más las empresas, e individuos, e incluso sus proveedores de sistemas, que comprenden la necesidad de integrarse, para que una factura emitida desde cualquier sistema pueda ser capturada y procesada con cualquier otro, sin necesidad de una sola hoja de papel, o tipear datos. Esta será sin dudas una de las grandes revoluciones tecnológicas de la época. Una verdadera economía digital en tiempo real.

*Cofundador de Facturación WEB.



Bruno Cosentino