INTERNACIONAL OBSTACULOS ENTRE OBAMA Y CASTRO

A un año del deshielo, el embargo y DD.HH. separan a Cuba y EE.UU.

El jueves se cumplió el primer aniversario del acercamiento entre los dos países. Pese al restablecimiento de relaciones, aún hay desafíos pendientes en la agenda bilateral.

PERFIL COMPLETO

Foto:AFP

A un año del deshielo entre Cuba y Estados Unidos, aún quedan temas espinosos sobre la mesa de negociación que distancian a Washington y La Habana. El fin del embargo, que el presidente Barack Obama volvió a pedir al Congreso, y el respeto de los derechos humanos son los dos principales conflictos que los distancian. Sin embargo, en los últimos meses se avanzó mucho con el restablecimiento de relaciones diplomáticas, la reapertura de embajadas, el establecimiento de una comisión bilateral para discutir la cooperación, y la reanudación de vuelos comerciales tras más de cincuenta años.
Pese al histórico paso dado por Obama y Castro, las tensiones están en el aire. Así lo admitió el jueves el presidente norteamericano, cuando afirmó que “el cambio no ocurre de la noche a la mañana”. “No todas las áreas de vinculación serán fáciles. Recién empezamos el proceso de normalización y aún hay desafíos”, confirmó a PERFIL un vocero del Departamento de Estado.
Sebatián Arcos, director del Instituto de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de Florida, sostiene que “la diferencia fundamental está en la concepción opuesta que ambos gobiernos tienen sobre lo que es una sociedad moderna”. “Entre los más importantes obstáculos están el tema de las compensaciones por las propiedades confiscadas a Estados Unidos en 1960, y la contrademanda de Cuba por daños y perjuicios causados por el embargo comercial de EEUU –afirmó–. Además, Cuba demanda la devolución del territorio ocupado por la Base Naval de Guantánamo, el levantamiento del embargo comercial y el fin de Radio y TV Martí. Por su parte, EE.UU. desea ver una mejora en derechos humanos, acceso público a internet y la eliminación de restricciones a la inversión de capital norteamericano”.

Apoyo. Según una encuesta de la firma Bendixen & Amandi –dirigida por Sergio Bendixen, ex asesor de Sergio Massa–, el 56% de los cubanos y cubano-estadounidenses que residen en Estados Unidos está a favor de la normalización de las relaciones. El estudio reflejó también que el 53% cree que el embargo debe concluir, mientras que el 31% estimó que debe mantenerse. Esa ola de apoyo se materializó en el incremento de norteamericanos que viajan a la isla. Según un estudio de Brookings Institution, hubo un incremento del 54% en los viajes de norteamericanos a La Habana.

Aprobaron el presupuesto
El Congreso de EE.UU. aprobó ayer un acuerdo presupuestario para dotar de fondos al Gobierno Federal durante el año fiscal 2016, que contempla 1,15 billones de dólares para los próximos 10 meses y un recorte fiscal de 680.000 millones para empresas y trabajadores de bajos ingresos. Tras semanas de negociaciones, republicanos y demócratas llegaron a un acuerdo sobre el plan de financiación esta semana, el cual fue aprobado ayer por la Cámara de Representantes por 316 votos a favor y 113 contra, y después por el Senado con 65 adhesiones y 33 votos negativos.
Entre otras cosas, el texto contempla el levantamiento de la prohibición de exportaciones de petróleo, una demanda de larga data de los republicanos, mientras que los demócratas consiguieron incluir estímulos para el fomento de energías limpias y la reducción de costes de los seguros médicos



Leandro Dario