INTERNACIONAL DURANTE UNA CEREMONIA


Al menos 24 muertos en un nuevo ataque de Boko Haram en Nigeria


Foto:AFP

AFP y AP
Kano, Nigeria
Veinticuatro personas, incluidas varias mujeres y niños, murieron cuando combatientes de Boko Haram dispararon durante un acto fúnebre en memoria de un líder local, indicó ayer un representante comunitario.
Este es el segundo ataque en el noreste del país esta semana y ocurrió la noche del jueves en el pueblo de Kuda, cerca de la ciudad de Gulak, en el estado de Awdamawa, según Maina Ularamu, ex funcionario local en Madagali.
El portavoz de la policía de Adamawa, Othman Abubakar, que vive en el estado de Yola, a 255 kilómetros del lugar, también confirmó el ataque, pero dio un balance menor de 18 muertos y dijo que había “muchos heridos”.
Ularamu dijo que el ataque ocurrió durante una ceremonia fúnebre por la muerte de un líder local.
“Llegaron en motocicletas y dispararon contra la gente, matando a 24. Muchas de las víctimas son mujeres. Robaron comida, quemaron casas y se fueron una hora después”, dijo el portavoz.
“Gulak fue liberada de las manos de Boko Haram pero los atacantes siguen viviendo en localidades cercanas. Atacan por lo regular para robar comida”, añadió.
Al menos 20 mil personas murieron y más de 2,6 millones de personas fueron desplazadas en Nigeria desde que comenzó la insurgencia islamista en 2009.

Ola de ataques. El vecino Niger también ha sufrido recientes ataques del grupo terrorista que reivindicó su afiliación a Estado Islámico. Más de veinte soldados murieron en los últimos días en choques con los terroristas en el sureste de Níger, y miles de personas debieron abandonar la zona.
El jueves, el campo de Nguagam, que acoge desplazados por la violencia, fue atacado durante la visita de una delegación que incluía a varios ministros, confirmó el ministro del Interior de Níger, Mohamed Bazoum.
El ataque contra el campo, situado a unos 40 kilómetros de la capital, Diffa, se produjo en las últimas horas de la tarde.
“El campo fue atacado. Por el momento no tenemos un balance”, afirmó Bazoum, que encabezaba la delegación que visitaba el campo que alberga a los desplazados de un ataque del grupo nigeriano contra la ciudad de Bosso, que obligó a más de 50 mil personas a huir de sus hogares.
El refugio está situado a pocos kilómetros de la frontera con Nigeria.



Redacción de Perfil.com