INTERNACIONAL EN FESTIVIDAD CHIITA

Al menos 46 muertos en una ola de atentados en Bagdad

.

Desolacion. El ataque más sangriento de los últimos tres meses.
Desolacion. El ataque más sangriento de los últimos tres meses.
Bagdad
Al menos 46 personas murieron ayer en Irak en varios ataques, incluido un atentado suicida reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Bagdad, el más sangriento en la capital iraquí desde hace tres meses.
Los ataques se produjeron mientras las fuerzas iraquíes se preparan para lanzar una ofensiva para recuperar Mosul, en manos de EI, situada en el norte del país.
En Bagdad, un kamikaze se inmoló en el gran barrio chiita de Al Shaab, en el norte de la ciudad, y mató al menos a 34 personas e hirió a otras 36, según fuentes médicas y de los servicios de seguridad.

Festividad. El atentado se produjo durante la festividad religiosa de Ashura, con la que los chiitas recuerdan el asesinato en el año 680 del imán Hussein, al que consideran sucesor legítimo del profeta Mahoma, del que era nieto. EI, grupo sunita, cataloga a los chiitas como enemigos mortales.
En un comunicado publicado por su agencia de propaganda Amaq, el grupo yihadista reivindicó el atentado.
Según un testigo, el kamikaze entró en la tienda funeraria y se hizo estallar cuando se distribuía el almuerzo.
En el lugar del ataque, el suelo estaba cubierto de sangre, así como de restos de sillas de plástico.
El ataque del sábado es el más sangriento en la capital iraquí desde principios de julio, cuando un atentado suicida en un barrio de comerciantes causó más de 300 muertos.
Por otro lado, 12 personas murieron ayer en otros dos ataques, por el momento no reivindicados, al norte de la capital, según la policía.
En Malha, una zona situada al este de la ciudad de Tikrit, unos kamikazes atacaron una comisaría de policía y dejaron ocho muertos y once heridos, afirmaron fuentes de las autoridades.
En Ishaqi, dos hombres mataron a balazos a la esposa y los tres hijos de un jefe de una tribu local, antes de inmolarse cuando estaban siendo rodeados por las fuerzas iraquíes.

Agencias