INTERNACIONAL CRISIS DE MIGRACIÓN


Alemania refuerza controles pero mantiene abierta la frontera

El ministro del Interior teutón anunció que sólo podrán entrar al territorio desde Austria aquellos que tengan la documentación necesaria. 

El ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziére, anunció hoy que su país impondrá temporalmente controles en su frontera sur.
El ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziére, anunció hoy que su país impondrá temporalmente controles en su frontera sur.
Foto:AFP

El ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziére, anunció que su país impondrá temporalmente controles en su frontera sur. Por allí, en las últimas semanas ingresaron decenas de miles de refugiados. Al mismo tiempo, los trenes entre el territorio germano y la vecina Austria fueron suspendidos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

"Los controles provisionales en las fronteras no son lo mismo que cerrar las fronteras, es totalmente distinto. Los refugiados continuarán viniendo a Alemania y esperamos que sea en el marco de un proceso más ordenado", dijo Steffen Seibert en una rueda de prensa.

En paralelo, los naufragios y las muertes se suceden sin cesar todas las semanas frente a las costas del sur europeo, en el corazón del continente las potencias dirimen sus diferencias y refuerzan la seguridad de sus fronteras.

De Maiziere destacó que sólo podrán entrar al territorio desde Austria aquellos que tengan la documentación necesaria. Es decir, refugiados que fueron registrados en algún otro país de la Unión Europea (UE), como al desembarcar en Grecia o al pasar por Hungría o Austría, deberán volver a ese territorio, donde según el Acuerdo regional de Dublín deben pedir formalmente asilo político.

La decisión de Berlín, que podría ser aplicada con menor o mayor rigidez, se conoció en la víspera de la cumbre de ministros del Interior de la Unión Europea (UE) del día lunes en Bruselas. Allí, volverán a enfrentarse los estados miembros más cerrados que se niegan a absorber a los refugiados recién llegados y los otros, como Alemania, que piden repartirse la responsabilidad de la actual crisis.

Por otra parte, el gobierno de República Checa, uno de los miembros de la UE que se niega a recibir a miles de refugiados, manifestó que reforzará la vigilancia en su frontera con Austria ya que una vez cerrado la vía Viena-Munich, la ruta a través de Praga podría ganar popularidad entre los cientos de miles de personas que siguen avanzando a través de Europa en busca de un futuro.

Desde hace meses, la ruta privilegiada de los refugiados comienza por tierra hasta Turquía, de ahí continúa por agua por el mar Egeo y una vez en Grecia suben por el continente a través de los Balcanes, Hungria, Austría y, finalmente, Alemania o los países nórdicos.

El canciller austríaco, Werner Faymann, informó que no tomará ninguna medida, pero advirtió que no pueden "predecir cómo va a ser el atasco" en la frontera con el territorio germano.

Desde principio de año, la ONU y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) calcularon que más de 366.000 de personas cruzaron el mar Mediterráneo desde el norte de África y atravesaron Turquía desde Medio Oriente para llegar a Europa y construir un mejor futuro para ellos y sus familias, según informa la agencia Télam.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Alemania
  • Refugiados
  • Crisis Migratoria
  • Austria
  • Siria
  • Menores
  • Werner Faymann