INTERNACIONAL DIPLOMACIA ACTIVA

América Latina, eje de la política exterior del Papa

PERFIL COMPLETO

Francisco recibirá hoy a la presidenta Cristina Kirchner. Tenía programado hacer lo propio con Nicolás Maduro, quien debió suspender su viaje por problemas médicos. Más allá de ese faltazo, la agenda exterior del Papa está enfocada en la región. Medió en el histórico acercamiento entre Estados Unidos y Cuba, y abrió las puertas del Vaticano a todos los líderes. Por Santa Marta desfilaron Rafael Correa, Evo Morales, Michelle Bachelet, Pepe Mujica y Dilma Rousseff, entre otros.
El continente es uno de sus destinos preferidos. Visitó Río de Janeiro en 2013 con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud. Viajará en julio a Ecuador, Bolivia y Paraguay, y visitará Cuba y Estados Unidos en septiembre. Además, evalúa ir a la Argentina, Chile y Uruguay en 2016. “El rol del Papa en la política de la región es fomentar la tolerancia política, un aspecto fundamental de la convivencia democrática”, dijo a PERFIL Gabriel Salvia, director general del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal).
Hasta ahora, Francisco evitó quedar atrapado en los conflictos políticos domésticos. Su mesura y el faltazo de Maduro posibilitaron que su figura sea reivindicada por chavistas y antichavistas.
A Cristina la recibió en cinco oportunidades, privilegio que no concedió a ningún otro jefe de Estado. Según el embajador ante la Santa Sede, Eduardo Valdés, podría haber dos encuentros antes que la Presidenta culmine su mandato.


Maduro no va
Nicolás Maduro suspendió ayer su viaje a Roma. “Por razones de esta gripe que me ha pegado y una otitis fuerte, los médicos me prohibieron subir al avión y emprender un viaje de estas características”, dijo a través de la televisora estatal venezolana. “Iba a tener una entrevista personal con el amigo papa Francisco. Buscaremos una nueva fecha, me da mucha pena”, agregó el mandatario. La cumbre había despertado mucha expectativa en Caracas. Los familiares de los presos Leopoldo López y Daniel Ceballos le habían pedido al Papa que interviniera en el conflicto. Desde el Vaticano, en tanto, guardaron silencio.



Leandro Dario