INTERNACIONAL


Argentina, el inesperado bastión de Keiko

PERFIL COMPLETO

Los más de 157 mil ciudadanos que integran la comunidad peruana en la Argentina, la tercera más grande en el mundo, representaban una codiciable tajada de la torta para cualquiera de los candidatos de las últimas elecciones. Pero los resultados del ballottage fueron contundentes en favor de Keiko, que arrasó en las urnas con el 55% de los votos.
¿Cómo se explica que la colectividad apoye a la hija de quien presidió el gobierno más corrupto de la historia del Perú, y que hoy cumple condena por múltiples delitos? “El grueso de la inmigración peruana en la Argentina se dio a partir de 1990. Miles de personas se fueron del país huyendo de la violencia de los grupos subversivos de extrema izquierda, y desde lejos vieron a Fujimori combatirlos hasta casi exterminarlos”, señaló a PERFIL Manuel Macchiavello, comunicador social peruano radicado en Buenos Aires desde hace veinte años. La imagen del ex mandatario que el inmigrante atesora es la de un líder con “mano dura”, capaz de librar al Perú del terrorismo. Para Macchiavello, la figura de Keiko no tiene autonomía: “La gente no vota por ella, vota por su padre, lo que pesa es el apellido”. Otro dato clave es que esa ola inmigratoria estuvo conformada por peruanos de clase baja, que el fujimorismo supo conquistar desde sus inicios mediante la implementación de medidas populistas. “Cuando el hambre apremia, la corrupción, los asesinatos y secuestros por parte del Estado pasan a segundo plano”, agregó el comunicador.

Mariana Valle-Riestra