INTERNACIONAL


Asesinaron a la "Kim Kardashian" de Pakistán

Qandeel Baloch tenía 20 años y revolucionó las redes sociales con sugestivas fotos. La estranguló su hermano.


Foto:Facebook

Qandeel Baloch tenía 20 años y era comparada a menudo con la mediática estrella estadounidense Kim Kardashian. Fue estrangulada por su hermano el viernes. Días atrás había anunciado que iba a abandonar su país por las amenazas que recibía de parte de su familiar.  "Al parecer se trata de un 'crimen de honor'", precisó la Policía, según consignó la agencia internacional AFP

Baloch viajaba con su familia desde la ciudad de Karachi hasta el pueblo de Muzzafarabad para tomar unas vacaciones. Allí es donde perdió la vida. La Policía indicó que el autor del asesinato fue el hermano de la joven. 

El joven "también estaba en la casa y la familia nos dijo que la había estrangulado", afirmó un efectivo policial, quien detalló que el hombre "huyó después del crimen" y que desde la Policía trataban de dar con él. 

Baloch, cuyo verdadero nombre era Fauzia Azeem, tenía decenas de miles de seguidores en las redes sociales. En los selfies que colgaba en internet solía aparecer muy bien peinada y maquillada, y posaba de modo provocativo, imágenes que sus compatriotas más conservadores consideraban escandalosas. Sus detractores no cesaban de criticarla e insultarla en línea.

La joven desató una fuerte polémica cuando el día de San Valentín apareció con un escotado vestido color púrpura, y desafió al mismísimo presidente paquistaní, que había hecho un llamamiento a la juventud para que no celebrara esta fiesta "occidental".

El anuncio de la muerte de la chica suscitó indignación en Pakistán, donde cientos de mujeres mueren cada año en manos de familiares alegando que deshonraron a la familia.

Su última publicación en la red social Facebook , sostenía: "Como mujeres debemos levantarnos por nosotros mismos.. Como mujeres debemos levantarnos el uno para el otro... Como mujeres debemos defender la justicia".

"Creo que soy una feminista moderna. Yo creo en la igualdad. No necesito a elegir qué tipo de las mujeres debe ser. No creo que haya ninguna necesidad de etiquetar a nosotros mismos solo para bien de la sociedad. Sólo soy una mujer con mentalidad de libre pensamiento libre y me encanta la forma en que soy"; concluía la muchacha.



Redacción de Perfil.com