INTERNACIONAL EXPLOSIVA DELACION PREMIADA

Batista dijo que sobornó a Lula, Dilma y Temer

El dueño del frigorífico JBS confesó que entregó 184 millones de dólares a diputados, senadores y presidentes, entre ellos al actual mandatario y a los jefes del PT. A cambio, habría recibido favores políticos para su grupo.

Divorcio. El empresario brasileño conoció a Temer en 2010 y dos años después lo invitó a su boda. Ahora, lo delató ante la Justicia.
Divorcio. El empresario brasileño conoció a Temer en 2010 y dos años después lo invitó a su boda. Ahora, lo delató ante la Justicia. Foto:Pablo Cuarterolo / Cedoc Perfil
Joesley Batista, uno de los dueños de la empresa JBS, confesó que le pagó 4,7 millones de reales –casi un millón y medio de dólares al cambio actual– en sobornos al presidente brasileño, Michel Temer, desde 2010, según documentos difundidos ayer por la Corte Suprema. Los testimonios ante la Justicia también incluyeron a otros dirigentes, entre ellos a Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff. En total, Batista afirmó que entregó coimas por 184 millones de dólares a 1.829 políticos brasileños, reforzando así el terremoto causado por los audios divulgados por el tribunal, que hicieron tambalear al gobierno de Temer.

Sobre la base de esos audios y la totalidad de la confesión de Batista, la Corte Suprema abrió una investigación formal contra Temer, quien sería desalojado del poder si se instaurase un proceso penal en su contra, lo cual debería ser avalado por el Parlamento.

Los audios, difundidos el jueves, causaron un terremoto político y fueron grabados por Batista durante una visita que le hizo a Temer en la residencia oficial de la Presidencia el pasado abril. En ellos se lo escucha relatar diversas irregularidades, como que busca “favores” para su empresa en algunos ministerios, que está en contacto con fiscales que le informan sobre investigaciones o que soborna a un ex diputado preso por corrupción y cercano al presidente, ante lo cual Temer asiente y le pide que “mantenga eso”.

A esas ya explosivas revelaciones se sumaron ayer los documentos difundidos por la Corte, en los que Batista confiesa que le paga coimas al mandatario desde 2010, cuando ambos se conocieron, presentados por el entonces ministro de Agricultura, Wagner Rossi.

Según el Anexo 9 de dichos documentos, en el que la Justicia investiga los sobornos de Batista a Temer, el empresario sostiene que pagó 4,7 millones de reales cambio de diversos “favores” del Ministerio de Agricultura, en primer lugar, y de la vicepresidencia y la presidencia luego.

Además, confiesa que acordó a fines del año pasado con el diputado Rodrigo Rocha, mano derecha de Temer, el pago al primer mandatario del 5% de comisión sobre la facturación de una empresa eléctrica del grupo JBS, que precisaba una licencia para operar.

Delación. El testimonio prestado por Batista fue homologado por la Corte Suprema y puede salpicar además a muchos otros políticos, entre ellos a los ex presidentes Lula y Rousseff. El empresario declaró que pagó a partir de 2005 alrededor de 150 millones de dólares a los líderes del PT, que habrían sido depositados en cuentas en el exterior.
Según esos testimonios, el intermediario de esas negociaciones era Guido Mantega, ex ministro de Hacienda de Lula y Dilma. Según Batista, Mantega le dijo que los ex mandatarios estaban al tanto de todas las negociaciones.


Agencias