INTERNACIONAL A 12 DIAS DEL MUNDIAL

Brasil: duro cruce entre el gobierno de Dilma y Ronaldo

El ‘Fenómeno’ está “avergonzado” por las obras para la Copa. El gobierno recordó que hace años que integra el Comité organizador.

Foto:AFP

ANSA
Desde Brasilia
El gobierno de Dilma Rousseff cargó ayer contra Ronaldo, miembro del Comité Organizador del Mundial, quien dijo estar “avergonzado” por las demoras en las obras cuando restan 13 días para que Brasil enfrente a Croacia en el partido inaugural. Ronaldo, que adelantó que en las elecciones de octubre votará por al candidato opositor a Rousseff, fue criticado por el ministro de Comunicaciones, Paulo Bernardo, quien dijo no entender  “de qué se avergüenza”.
“Me siento avergonzado ante la población, que espera un gran legado de la Copa, como las reformas de los aeropuertos y obras de movilidad urbana”, comentó el “Fenómeno”.
Máximo goleador en la historia de los Mundiales con 15 tantos, Ronaldo reconoció que los estadios “bien o mal, ya están listos”, pero para el resto de las obras “apenas el 30 por ciento de lo que fue prometido será entregado y esto es lo que me da verguenza”.
Bernando recordó que el ex astro “fue miembro del Comité Organizador local (COL) del Mundial y durante todo este tiempo no dijo nada. Hace cinco años que se está preparando la Copa”.
La de ayer fue la tercera embestida lanzada por el Palacio del Planalto contra el ex delantero y actual dirigente del COL. Antes, la propia Rousseff le sugirió “no tener complejos por ser brasileño” y el ministro de Deportes, Aldo Rebelo, le aconsejó que evitara atacar al Mundial porque al hacerlo “está pateando contra su propio arco”.
Este contrapunto público entre el Palacio del Planalto y el integrante más conocido del Comité Organizador desnuda una crisis de altas autoridades a las puertas del Mundial que comenzará a jugarse el 12 de junio en el estadio Itaquerao.
Al ser consultado sobre el trabajo contrarreloj que se realiza en varios estadios, así como en aeropuertos y autopistas, el ministro Bernardo aceptó que el gobierno no cumplió con los plazos previstos originalmente. “Lo que no quedó listo va a quedar listo, después del Mundial. Esas inversiones continuarán”, dijo.
Uno de los temas que preocupan al gobierno y a los miles de periodistas extranjeros que cubrirán el torneo es la inconclusa instalación de redes de comunicaciones en varios estadios, como el propio Itaquerao, en San Pablo, tema del cual es responsable directo el propio Bernardo.
Ronaldo también reafirmó que no votará a Rousseff, por quien no cultiva una simpatía personal, y en los comicios del 5 de octubre respaldará a Aecio Neves, del Partido de la Socialdemocracia Brasileña.
En una encuesta realizada hace una semana por la consultora Datafolha, Rousseff, del Partido de los Trabajadores, aparece con el 40 por ciento de las intenciones de voto mientras el socialdemócrata Neves se ubica segundo con el 20 por ciento.

Economía desacelerada
La economía brasileña desaceleró con fuerza su crecimiento en el primer trimestre de 2014: el producto interno bruto (PIB) creció apenas 0,2% en el período, influido sobre todo por la fuerte caída de la industria y de las inversiones, informó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE). En el último trimestre de 2013, el PIB había crecido un 0,4. La desaceleración en la actividad económica en el primer trimestre se produjo en medio de una caída generalizada de confianza de los agentes económicos en el año en que la presidenta Dilma Rousseff buscará su reelección. El ministro de Hacienda, Guido Mantega, atribuyó la desaceleración a la lenta recuperación de la economía internacional, la volatilidad del cambio y el aumento de la inflación


Redacción de Perfil.com


Temas: