INTERNACIONAL


Brasil sin Dilma: cómo vive el país el inicio de la gestión Temer

"Vamos a cortar gastos, privilegios de quienes no los precisan", manifestó el presidente interino.


Foto:DyN

El presidente interino Michel Temer, flamante jefe de Estado luego de la suspensión por 180 días de Dilma Rousseff, anunció hoy un "cambio de rumbo" para combatir "la peor crisis económica en la historia de Brasil".

Economía. "Vamos a cortar gastos, privilegios de quienes no los precisan", detalló en declaraciones a la prensa el flamante ministro de Economía, Henrique Meirelles, según informó la agencia AFP.  "Tenemos que controlar el crecimiento de los gastos" para frenar el aumento de la deuda pública y "comenzar a decir la verdad", agregó. 

Brasil se debate en una honda recesión que derrumbó su economía 3,8% en 2015, su peor resultado en 25 años, con una inflación anualizada cercana a los dos dígitos y un desempleo, que de enero a marzo registró su peor resultado desde que se inició la serie en 2012.

"La reforma de trabajo es una asunto importante para aumentar la productividad de la economía y eso pasa por la cuestión laboral, vamos a entrar en el detalle y anunciar eso con toda seguridad", agregó el funcionario.

Economía. El día que asumió Temer, la bolsa de San Pablo cerró con un alza de 0,9%  al término de una jornada. El principal indicador del parquet paulista cerró en 53.241 puntos.

Repercusiones en la prensa. "Todos los hombres de Temer", tituló en la portada el diario O Dia, y de este modo criticó la ausencia total de mujeres en el nuevo gabinete. Durante la gestión de Rousseff, si bien no hubo una enorme cantidad de representantes femeninas, fue la mayor en la historia de ese país, 15 en total en los 5 años que duró su mandato.

Impacto en el mundo.  México considera que las instituciones de Brasil son "suficientemente sólidas" para resolver la crisis política que atraviesa, según sostuvo la subsecretaria para América Latina y el Caribe de la cancillería mexicana, Socorro Flores.

México y Brasil, las dos economías más grandes de América Latina, comparten "una relación muy sólida, muy estrecha" por lo que el gobierno mexicano le está dando un cercano "seguimiento a los acontecimientos" del gigante del sur, agregó.

Por su parte, en Estados Unidos confían en que "Brasil atenderá sus desafíos políticos democráticamente de acuerdo a sus principios constitucionales", según indicó Elizabeth Trudeau, portavoz del Departamento de Estado.

En Argentina, el gobierno de Mauricio Macri se limitó a llamar a respetar las instituciones del país vecino. "Nos preocupa", expresó la canciller Susana Malcorra, quien evitó dar mayores señales de cercanía tanto hacia Temer como hacia el golpeado PT.

 



Redacción de Perfil.com