INTERNACIONAL


CFK se subió al "triunfo" de Cuba para pedir por Malvinas

La mandataria aprovechó la reapertura diplomática de EE.UU. para recordarle “a su socio europeo”, que debe sentarse a dialogar. La réplica.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner aprovechó el acuerdo de Cuba para reclamar por Malvinas.
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner aprovechó el acuerdo de Cuba para reclamar por Malvinas.
Foto:Cedoc

La apertura de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba movió el tablero de la política internacional. Por eso ahora, mientras se reacomodan las fichas, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner aprovechó para volver a poner sobre la mesa el reclamo de soberanía de las Islas Malvinas. El planteo no es casual: horas antes, el gobierno británico le pidió a la ONU que escuche a los isleños.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

En su primer discurso tras participar de la cumbre del Mercosur, en Paraná, la mandataria dijo sentirse “emocionada” por la intención de Estados Unidos de reactivar las relaciones diplomáticas con Cuba. “Esto también nos trae esperanzas, 53 años tardaron en darle la razón a Fidel (Castro)”, comenzó.

La Presidenta explicó que “si el coloso más grande del mundo ha reconocido esto a quien fuera su archienemigo, me lleva a la esperanza de que tal vez algún otro que ya no es tan coloso, que dejó de ser coloso en el siglo XX, pero que sigue con ese ‘qué sé yo’ de la colonización, se siente también a dialogar como hizo Estados Unidos con Cuba”.

De esa forma, Cristina quiso poner el reclamo de la soberanía de las Islas Malvinas en sintonía con la bandera cubana, que hoy celebra la apertura diplomática anunciada por Barack Obama. “Tardaron 53 años en darles la razón a este pueblo”, recalcó. “No es conmigo, no se puede pretender vivir en un mundo civilizado y negarse sistemáticamente al diálogo”, fustigó.

“Yo hago votos para que este ejemplo ilumine también a su socio en Europa y comprenda que es necesario discutir estas cosas. Si están a 90 kilómetros y lo hicieron, cómo no lo van a hacer los otros”, continuó.

Otra perspectiva. El martes, el embajador británico ante las Naciones Unidas se reunió con el presidente del Comité Especial de Descolonización de la ONU e intentó demostrarle que los kelpers no están interesados en debatir la soberanía del archipiélago.

Tras la reunión, la Embajada emitió un comunicado en el que “lamenta que el Comité Especial de Descolonización continúe desoyendo la invitación del Gobierno de las ‘Islas Falkland’ a visitar las Islas para que compruebe por sí mismo la realidad de este floreciente territorio autónomo y escuche por qué los isleños desean seguir siendo un Territorio de Ultramar del Reino Unido”.

“La postura del Comité de ignorar a las personas directamente afectadas es obsoleto e incompatible con su proclamado objetivo de ayudar a los pueblos de los territorios no autónomos a ejercer su derecho de autodeterminación”, sostuvo el embajador.

El gobierno argentino está convencido de que los británicos lanzan una provocación tras otra. De ese modo se interpretaron las acciones militares en las islas de noviembre, cuando lanzaron 136 proyectiles. "Constituyen una injustificada demostración de fuerza y un deliberado apartamiento de los llamamientos a la paz de las numerosas resoluciones de las Naciones Unidas”, lanzó el canciller Héctor Timerman. Desde el gobierno británico explicaron que se trató de “ejercicios militares de rutina”.

A esto se le suman tres “provocaciones” más: el primer ministro David Cameron contó que el año que viene se le hará un monumento a Margaret Thatcher en las islas porque la exmandataria “jugó un rol fundamental en la guerra”. El premier -que emitiría su saludo navideño a la población de Malvinas mañana- aseguró que el vínculo entre su gobierno y los isleños está "más fuerte que nunca" y se comprometió a "defender la libertad" lograda, según dijo, en 1982.

Además, el polémico documental que filmó en Usuahia el programa Top Gear, de la cadena BBC de Londres, será emitido en el horario especial de Navidad, el de mayor audiencia anual. Dicho programa automovilístico, había generado tensiones por la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas. Tal es así, que los conductores del ciclo tuvieron tuvieron que abandonar Tierra del Fuego, luego de haber visitado la provincia en automóviles con patentes vistas como una provocación referida a las Islas Malvinas.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Soberanía
  • Cristina Fernández de Kirchner
  • Estados Unidos y Cuba
  • Malvinas